Uno de cada tres usuarios no puede pagar la factura: CALF creó un salvataje social

Un comité se ocupa a diario de unos 30 usuarios que no pueden pagar el plan de refinanciación. Para comerciantes la boleta de la luz ya se equipara con el alquiler.



La sede de la cooperativa vive días agitados antes del verano.  Foto: Florencia Salto

La sede de la cooperativa vive días agitados antes del verano. Foto: Florencia Salto

El ambiente se tensó ayer al extremo en la sala de atención al público de la cooperativa CALF cuando un vecino amenazó con inmolarse en el pasillo porque no podía pagar la boleta de la luz.

“Estaba fuera de sí, agresivo, pero logramos contenerlo. No somos una prestadora que deja al usuario en la calle si no tiene el dinero para pagar”, sostuvo el secretario general de la cooperativa, Darío Lucca.

Explicó que se logró entablar un diálogo, le explicaron que había una solución y abrieron una nueva instancia de pago para el grupo familiar cuando se presentó la titular de factura, que era la socia de la cooperativa.

Lucca informó que casi un 30 por ciento del total de los usuarios de CALF debió pactar un plan de pago porque no pudo pagar más de dos boletas y acumuló deuda.

Agregó que aún así, entre 20 y 30 usuarios son atendidos por un comité de emergencia social -que preside Lucca- para atender a casos particulares que ni con los planes de pago a disposición, pueden saldar su deuda con la cooperativa.

Lucca ejemplificó que hace 10 días CALF atendió a un grupo de 30 comerciantes de la zona centro cuya preocupación no era el alquiler (en sus costos comerciales), sino el monto de la boleta de luz.

Confiterías, heladerías y restaurantes están en el cálculo de otras variables de pago para atender este reclamo, dijo Lucca.

“Si se hubiera firmado el contrato de concesión, tendríamos otra tarifa”, planteó el directivo de la cooperativa.

Aseguró que “al incremento de más de un 2.000 por ciento en los últimos dos años” del costo energético, se sumó la negativa de la Municipalidad, de considerar el cambio de indicadores en la tarifa. Sostuvo que esto fue un planteo reiterado del equipo técnico de CALF que buscó infructuosamente un nuevo contrato.

El caso que visibilizó el problema ayer, fue el de una familia que había hecho varios planes de pago y aún así acumuló una deuda de 100.00 pesos a lo largo de un año y medio.

No es un único caso. Hace 10 días la cooperativa atiende, a través del comité de emergencia social, para asistir a socios que requieren soluciones que exceden lo que el sector administrativo puede ofrece como alternativa.

“Atendemos a los socios en esta situación y tenemos la facultad para darle una salida”, dijo Lucca, responsable del comité.

“Esto ya lo había adelantado el presidente de la cooperativa, Carlos Ciapponi, cuando advirtió de las consecuencias de incrementos energéticos del gobierno nacional”, dijo Lucca.


Comentarios


Uno de cada tres usuarios no puede pagar la factura: CALF creó un salvataje social