Cambiaron

El MPN y Macri se conocen desde la época de Sobisch.



#

gerardo bilardo gbilardo@rionegro.com.ar

Panorama de Neuquén

Los macristas neuquinos tendrán que convivir con el juego político que plantea el MPN con los gobiernos nacionales para sobrevivir en esta isla política que es Neuquén. Es probable que la nueva alianza estratégica en construcción genere tensiones en el futuro y hasta ponga a prueba la fidelidad de los admiradores originales del presidente electo. Mauricio Macri no ganó en Neuquén ni en la primera vuelta ni en la segunda. Su partido de base, el Pro, es una fuerza política de tamaño reducido y la alianza que lo apoyó incluye a experonistas sin mucha tropa que han sido solidarios con el MPN desde la década del 90 y a un grupo de dirigentes radicales que no se llevan bien desde hace tiempo y despedazaron la UCR. El intendente de Neuquén, Horacio Quiroga, de origen radical pero que utiliza Nuevo Compromiso Neuquino como instrumento electoral, quiere liderar el espacio macrista en el distrito y acentuó en la recta final su encolumnamiento: participó del acto de cierre de campaña de Macri en Humahuaca y el domingo pasado tenía tanta confianza en el resultado que, después de votar, se subió a un avión para celebrar el triunfo con los representantes del poder emergente. Para homologar su posicionamiento en el nuevo escenario nacional, el MPN debió esperar el resultado del balotaje. Jugaron tanto al póquer que no tenían otra salida que mirar la película hasta el final. Al día siguiente del triunfo de Macri, el MPN les puso curitas a las heridas internas que dejó el intenso año electoral y sacó a la cancha al gobernador electo Omar Gutiérrez para que comenzara una de sus tareas: tejer una alianza con el macrismo. En la cumbre emepenista discutieron un poco, se pasaron facturas y al final dijeron “cambiemos”. La fotografía de esta semana de Gutiérrez junto a Macri y una declaración de ocasión, al estilo “comenzamos a dialogar sobre los grandes temas”, alcanzaron para cumplimentar el primer paso. El MPN y Macri se conocen desde hace tiempo. Hay un antecedente polémico en ese vínculo: el diseño del Plan Integral de Seguridad, un proyecto que comenzó a moldearse en el 2004, costó 50 millones de dólares y terminó en la compra de equipamiento para el área de Seguridad sin licitación. De un lado de la operación estaba el exgobernador Jorge Sobisch y del otro, representantes de un entorno muy cercano al actual presidente electo. El vínculo Sobisch-Macri prosperó unido en una forma de ver la sociedad y la economía, en oposición fuerte a la mirada que le imprimió a la política el expresidente Néstor Kirchner. Las chances de formar una alianza presidencial para el 2007 se diluyeron completamente cuando Macri se alejó del entonces gobernador neuquino luego del crimen del docente Carlos Fuentealba, en abril de aquel año. Ahora es otro momento político. El intendente Quiroga aspira a liderar esta etapa en el distrito “pero no va a andar a los codazos”, aclaran sus allegados. En el entorno del jefe de gobierno de la capital confían en que podrán sobrellevar sin inconvenientes el rol de oposición en Neuquén, aunque saben que enfrente tienen un partido que compartirá importantes decisiones con el gobierno nacional. La zona gris, en momentos especiales, se transforma en problema. El nuevo escenario abre perspectivas diferentes para Quiroga, que había dicho que se retiraría de los cargos ejecutivos una vez finalizado el próximo mandato. El intendente aspira a que la nueva gestión, que comienza el 10 de diciembre, sea “la mejor de todas”. Si se le pregunta a Quiroga si cambió de opinión sobre el retiro probablemente responda que no, e incluso diga que sigue en marcha la idea de construir una fuerza capaz de vencer al MPN en el 2019, reservándose el lugar de “director técnico”. Y, de la alianza con el intendente de Cutral Co Ramón Rioseco, en el entorno quiroguista aseguran que seguirá como proyecto pero enseguida aclaran, casi desmintiendo lo anterior, que “el Negro tendrá que enfrentar posiblemente a otros competidores”.


Comentarios


Cambiaron