Carreras desafía: acepta renuncias en Salud y dice que el sistema no se resintió

La gobernadora dejó en Bariloche una definición ante el conflicto con trabajadores de la salud. Ayer más de 50 profesionales a cargo de áreas de varios hospitales presentaron su dimisión a las jefaturas.

La gobernadora Arabela Carreras destacó el operativo federal para realizar una inspección ocular en Mascardi. Archivo

La gobernadora Arabela Carreras destacó el operativo federal para realizar una inspección ocular en Mascardi. Archivo

La gobernadora Arabela Carreras desafió a los profesionales de la salud al afirmar hoy que acepta las renuncias de jefaturas de servicios presentadas en los hospitales de Bariloche, Roca y San Antonio Oeste como parte de la profundización del reclamo de los médicos.

“Las acepto como corresponde, aunque después el ministro y los directores de los hospitales evalúen la cuestión más técnica”, dijo Carreras al ser consultada por las renuncias de más de 50 jefes de áreas de los hospitales públicos de distintas ciudades, tras reunirse en Bariloche con pobladores de Villa Mascardi.

Carreras dijo respetar la decisión de los profesionales de la salud que llevan un reclamo desde hace dos meses y destacó que hasta el momento sus protestas no han afectado el funcionamiento de los hospitales.

Respecto a las renuncias de jefaturas de servicios, la mandataria dijo que “no es una situación deseable para el normal funcionamiento de los hospitales”, pero dio a entender que no se afectarán las prestaciones.

En la misma línea se expresó el ministro de Salud Fabián Zgaib que aseguró que no le sorprendió las renuncias de los jefes de servicios porque ya lo habían advertido los médicos tiempo atrás.

“Nosotros priorizamos la atención en los hospitales. Las renuncias que sean indeclinables las aceptaremos y buscaremos reemplazantes. Pero no vamos a entrar en conflicto en ningún hospital”, indicó Zgaib.

Aclaró que en el hospital de General Roca, por ejemplo, “a las 24 horas se resolvieron los cambios de quienes decidieron irse. Además, 9 de los que habían firmado la nota, pidieron por escrito que no se la acepte. Y de los 14, 5 no eran jefes”.

También se refirió a las 32 renuncias por parte de jefes en el hospital Ramón Carrillo de Bariloche, un 60% de los puestos de conducción. Zgaib aseguró que “no todos los que firmaron eran jefes”.

Admitió que tanto él “como los directores de los hospitales sabían que esto podía pasar pero que se continúa trabajando para atender a la gente. De todas formas, no los juzgo”.

Tampoco consideró que las renuncias a las jefaturas generen inconvenientes en el rearmado del sistema de salud. “Los equipos están conformados por mucha gente. No es que renuncia uno y se cae hospital. Son estructuras grandes”, aseveró, al tiempo que insistió en que “constantemente se rearman los equipos. Es demasiada responsabilidad. La gente se cansa, se reemplaza”.

Carreras reiteró su deseo de que “el conflicto logre encauzarse” y que se trata de planteos de una problemática de “larga data” que como gobierno en este momento “nos toca asumir con responsabilidad”.

Ratificó que se revisarán las sumas no remunerativas que tienen los trabajadores de la salud pero remarcó que será “progresivo” el cambio para no generar un impacto financiero en las arcas provinciales.

“Tenemos un plan de empezar a trabajar para corregir estas sumas que históricamente estuvieron en negro”, señaló aunque no definió plazos para que esta modificación se traduzca en los recibos de sueldos de los trabajadores porque la forma de liquidación de los haberes es compleja.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Carreras desafía: acepta renuncias en Salud y dice que el sistema no se resintió