Más de 50 jefes de servicio ya renunciaron en los hospitales de Río Negro

Se profundiza el conflicto entre el gobierno y un sector de los trabajadores, que rechaza el "plus pandemia" anunciado el viernes pasado.

Los autoconvocados de Roca marcharon desde el hospital hacia el centro, exhibiendo la nota con las renuncias. (Foto: Juan Thomes)

Los autoconvocados de Roca marcharon desde el hospital hacia el centro, exhibiendo la nota con las renuncias. (Foto: Juan Thomes)

Más de 50 jefes de servicio dejaron sus cargos en los hospitales rionegrinos. La mayoría de esas dimisiones ocurrieron hoy, con Bariloche como punto principal de preocupación para el gobierno. En la ciudad más poblada de la provincia fueron 32 los profesionales que dieron un paso al costado.

En Roca quedaron vacantes otras 10 jefaturas y en Las Grutas las salidas fueron cuatro, sobre un total de cinco servicios que tiene el hospital. Todos estos apartamientos deben sumarse a la decena de renuncias que se dieron inicialmente en el Zatti de Viedma, profundizando una crisis interna que terminó con la salida del director del nosocomio capitalino.

Las renuncias a lo largo y ancho de la provincia conforman una expresión de rechazo generalizado al “plus pandemia” que anunció la semana pasada la gobernadora, Arabela Carreras.

Además de las dimisiones, durante la jornada de hoy hubo manifestaciones en diferentes ciudades, exigiendo un incremento salarial acorde a la responsabilidad que están afrontando todos los trabajadores del sistema público de salud.

El viernes pasado el gobierno anunció un adicional equivalente al 30% del salario básico de cada agente esencial, además de sumas extras para quienes ocupan jefaturas de servicios.

“Eso no es lo que pedimos. No sabemos por qué plantearon esa diferenciación, aunque seguramente fue para provocar una división”, sostuvo hoy en declaraciones radiales la médica Andrea Prieto, representante de los autoconvocados en Viedma.

En Roca fueron 12 los jefes de área que inicialmente decidieron dejar el cargo, aunque finalmente la cifra quedó en 10.

El gobierno buscó relativizar esta tarde el impacto de esa medida en el López Lima. Según el ministro de Salud, Fabián Zgaib, se trata de sólo un porcentaje de las 53 áreas que tiene el hospital de Roca. “Se va a continuar trabajando de manera normal”, aseguró el funcionario en diálogo con RÍO NEGRO.

En la ciudad, previo al inicio de la marcha del mediodía, los delegados de los trabajadores autoconvocados presentaron una nota dirigida a la directora del hospital, Ana Senesi. Allí detallaron que los jefes de las áreas de la Unidad de Terapia Intensiva, del Servicio de Emergencia General (guardia), de Clínica Médica, Laboratorio Central, Quirófano, Salud Mental, Trabajo Social, Rayos, Hemoterapia, Unidad de Nutrición, del Programa Sumar y el jefe de Cirujanos, presentaba la renuncia a sus respectivos cargos.

“Motiva esta decisión la falta de respuesta satisfactoria a los justos reclamos de recomposición salarial de todos los trabajadores de la Salud Pública Provincial”, indicaron. Y aclararon frente a este escenario de pandemia, las autoridades provinciales “no han demostrado la comprensión y sensibilidad necesaria” para responder a las demandas salariales.

“Los aumentos otorgados por el gobierno provincial distan mucho de representar una razonable recomposición del poder adquisitivo de los salarios frente al marcado proceso inflacionario de los últimos meses”, detalla nota, en la que agregan que no guardan relación con las exigencias y riesgos impuestos por la pandemia al personal sanitario.

Luego de recibir esa nota, Senesi dijo que el hospital continúa brindando la atención sanitaria con normalidad y que todas las jefaturas que quedaron vacantes fueron cubiertas de inmediato por los jefes de departamento de cada área.

Según explicó la directora, dos renunciantes reconsideraron la medida y continuarán al frente de los servicios de Clínica y la UTI.

"Garantizamos tanto la atención como la organización en nuestro hospital. Queremos llevarle tranquilidad a toda la comunidad porque en ningún momento se resintieron los servicios", agregó Senesi.

No se llegó a ningún acuerdo real de la recomposición salarial de los trabajadores, el bono por pandemia no lo van a cobrar los que no pudieron trabajar por ser grupo de riesgo.

Eugenia, trabajadora de la Guardia del López Lima

El gobierno tiene un doble discurso, si bien dicen que somos esenciales nos pagan el 70% del sueldo en negro; es indignante.

Belén, administrativa del López Lima.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Más de 50 jefes de servicio ya renunciaron en los hospitales de Río Negro