Carreras valoró las acciones de “un Estado fuerte” en la pandemia

La gobernadora abrió el período de la Legislatura con un repaso de medidas ante la crisis sanitaria, pero también con un detalle de proyectos, porque el 2020 “no sólo fue covid en Río Negro”.

La gobernadora en su llegada al Centro Cultural de Viedma.

La gobernadora en su llegada al Centro Cultural de Viedma.

En la apertura del año legislativo, la gobernadora Arabela Carreras planteó -esencialmente- un repaso de su primer año de gestión, reafirmando que Río Negro respondió ante el covid con un “Estado fuerte”.


La revisión de lo hecho fue el núcleo de su exposición, con ratificaciones políticas -por ejemplo, afirmando que “los impuestos son pagables”- y algunas proyecciones para el 2021.


El acto se cumplió en el Centro Cultural de Viedma. La gobernadora y su vice, Alejandro Palmieri, se ubicaron en el escenario, mientras que los legisladores y los pocos invitados estuvieron espaciados en las plateas de la sala mayor.


Afuera se instalaron voces críticas, entre ellas las de manifestantes de UPCN, quienes expresaron el rechazo a la política salarial.
El clima político de la jornada estuvo marcado por el quiebre del Frente de Todos, con tres legisladores que se fueron para conformar el bloque del Frente Renovador.


La exposición de la mandataria se articuló a partir de un centenar de diapositivas, reproducidas por power point, con datos y medidas.
Su discurso se hilvanó en esa estructura y anexó opiniones políticas.


Por ejemplo, proyectó los beneficios impositivos y respondió a las censuras por el impuestazo. “No hay rebelión fiscal” dijo antes de afirmar que los “impuestos son pagables”. Para esa conclusión se valió de un dato: unos 111.000 contribuyentes ya adhirieron al pago anual, una posibilidad que seguirá vigente hasta el 31 de marzo.


La exposición -que se extendió por dos horas- abrió con un apartado de la pandemia y la referencia sobre la respuesta de un “Estado fuerte”. Enumeró luego una docena más de temáticas estatales con sus acciones, para asegurar que en Río Negro ocurrió mucho más que el covid-19.


Detalló la inversión pública por la irrupción del coronavirus y, también, el impacto en los ingresos, con “una caída de 12.000 millones”, con implicancias actuales, como una suba interanual de la recaudación impositiva del 19% en enero, alejada de la evolución inflacionaria.


Esa rendición de cuentas del Estado pandémico totalizó media hora. “No sólo fue el covid”, dijo y cumplió otra revisión de las medidas del 2020. Igualmente, Carreras volvió -en forma reiterada- a la incidencia de la pandemia. Así, habló de Salud, con sus obras en los hospitales y, después, reiteró que sus trabajadores son prioridad.

“Fue la provincia con mayores beneficios impositivos para el sector privado. Es interesante observar la enorme adhesión al pago anual. Una señal de que son impuestos pagables”.

“Unter plantea reivindicaciones salariales, es razonable y lo hace en el respeto. Tenemos fuerte expectativa de llegar a un acuerdo para empezar las clases”.

Arabela Carreras.


En su objetivo de destacar lo hecho, la gobernadora recurrió a un permanente reconocimiento de sus funcionarios. Cada área fue exhaltada en algun aspecto. Salud por el esfuerzo expuesto, Ipross por la receta electrónica, Economía por la renegociación de la deuda y así se fueron sucediendo los elogios internos.


En su revisión de la política económica, reafirmó la presencia estatal durante el año pasado mientras entendió que, pese el covid, “la producción no se detuvo” en Río Negro, siempre resguardada en los informes volcados en las planillas proyectadas.


Tampoco faltaron aquellas concreciones enunciadas que todavía son proyectos básicos. Una argucia reiterada en las aperturas parlamentarias por parte de los mandatarios. En Carreras fue evidente en la política con los empleados públicos, refiriéndose a la “creación del Convenio Colectivo” o que las liquidaciones “se están pasando” a remunerativas y -bonificables. Hechos “históricos” -como los definió- aunque aún en embrionario estudio para su efectiva implementación.


No abundó en el asunto salarial, con una razón clara, porque, horas después el gobierno afrontaría una fuerte discusión con los gremios en las paritarias. Aprovechó ese tema para diferenciar sus vínculos al reconocer el trabajo con Unter y ATE, frente a quienes “no quieren dialogar”, en referencia a UPCN.


Recalcó que se mantuvo la obra pública y resaltó la presencia de Nación. Ya lo había realizado en ocasión de la asistencia recibida para afrontar las consecuencias del covid.


Entre las temáticas repasadas, Carreras mantuvo en agenda a la política de género, la innovación digital, el cuidado del ambiente y el cambio climático. Mencionó una legislación para el uso del agua frente a su faltante por las sequías y la baja de los caudales, como también, un trabajo avanzado con Alemania para la generación de hidrógeno verde (energía sin impacto).


Siguió con la Energía tradicional, con la asistencia del plan Calor y la tarifa social en electricidad (llega a más de 47.000 usuarios), y en la contraposición anunció una renovación petrolera (áreas La Yesera y Loma Negra), con un desembolso para el Estado de 6,8 millones de dólares.


Con esa última diapositiva, la gobernadora valoró “en un año tan particular” lograr con “trabajo mancomunado mantener esta Provincia en marcha y pujante que atendió todas las demandas”.


El Frente de Todos se quebró y ahora también habrá bancada massista

En la formal sesión Preparatoria, quedó expuesta la fractura del Frente de Todos, a partir que tres de sus 17 legisladores -Nicolas Rochás, Alejo Ramos Mejía y Luis Albreiu- pidieron conformar el bloque del Frente Renovador.


Esa solicitud ya ingresó en la Legislatura. Incluso Rochás ayer pidió la abstención de los tres cuando en la sesión se preveía la votación de las integraciones de las comisiones.


Una de esas resoluciones originó un fuerte debate en la bancada opositora encabezada por María Eugenia Martini, que concluyó con un cambio en la representación en el Consejo de la Magistratura: Rochas y Ramos Mejia fueron reemplazados por Pablo Barreno y Marcelo Mango.


Frente a un pedido de espacio para Barreno, Rochás defendió la suplencia de Ramos Mejía y, más allá del respaldo mayoritario para su continuidad, el viedmense se negó a continuar en la titularidad del Consejo por el Frente de Todos.


El domingo, a última hora, Rochás remitió un mensaje WhatsApp a los legisladores del bloque donde le informó del pedido de una bancada por parte de los tres disidentes. Se aludió también a “gestos, actitudes y actos” que “no pretendo seguir tolerando”.


Luego precisa que el “nuevo bloque se expresa en la línea política con Sergio Massa, y pretende construir una alternativa distinta de ser y hacer oposición; no sobre el insulto, la confrontación permanente y la violencia, sino sobre la elaboración de propuestas y la búsqueda de consensos”.


Marchas, opiniones e invitados especiales

En las protestas estuvieron UPCN, agentes de Salud y vecinos que rechazan la suba de impuestos.

Personal autoconvocado de Salud, retirados policiales y ecologistas coincidieron en manifestaciones críticas. La más importante correspondió a la de UPCN, que concluyó en el Centro Cultural. Se cerró con discursos, entre ellos, Juan Carlos Scalesi. “Nunca hubo un destrato tan grande como hay hoy, ni siquiera los milicos hicieron algo igual” resaltó. “Gobernar es saber escuchar” dijo en referencia a la mandataria y agregó que “el poder no se compra, te lo prestan”. Adelantó que “si esto sigue, vamos a llenar la plaza San Martín de carpas”.


La presidenta del bloque del FdT, María Eugenia Martini, esperó que “la gobernadora consiga reducir la distancia que media entre discurso y la realidad”. Entendió que fue un “relato minucioso de lo que ha sido su gestión” en un “año atípico”. Recordó “la tremenda deuda de Río Negro”, que al final de este año “será de casi 65.500 millones de pesos cuando hace una década era de 4.000 millones”. La Provincia “vivió durante 2020 gracias al gigantesco apoyo” de la Nación.


El legislador de Juntos por el Cambio, Juan Martín, cuestionó que “no propuso agenda de trabajo” para el 2021 y “fue un repaso de su microgestión”. “Veo una desconexión de la agenda de los vecinos, producto de esa falta de diálogo que le venimos marcando desde hace tiempo. En esa desconexión -agregó- la lleva a decir que no se perdieron empleos, no cerraron comercios y que los impuestos son totalmente pagables, que hubo clases. No hubo anuncios”, pues habló de la compra de un avión sanitario, que es necesario y esperemos que no sea para los funcionarios.


Los intendentes sólo pudieron seguir esta apertura por videoconferencia. Sí estuvo el anfitrión, Pedro Pessatti, y el acceso a la sala mayor del Centro Cultural estuvo limitada al gabinete y las autoridades institucionales. Sin embargo, como en el 2020, existió un lugar especial para Rodolfo Aguiar de ATE. Ese vínculo también se advirtió cuando Carreras resaltó que la decisión del pase a planta de contratados fue “por gestión y militancia” de ese gremio.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Carreras valoró las acciones de “un Estado fuerte” en la pandemia