Casalla le pone rostro a "Martín Fierro"

Carlos "Chingolo" Casalla recrea con sus dibujos la historia del "Martín Fierro" de José Hernández en un libro recientemente editado que será presentado en Bariloche esta semana.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Gracias a un empendimiento de la comunidad terapéutica Asumir los barilochenses podrán disfrutar del Martín Fierro, la genial obra de José Hernández, ilustrado por Carlos "Chingolo" Casalla. El libro será presentado esta semana.

La primera edición consta de 2.000 ejemplares y fue realizada en marzo de este año en la Imprenta Mariano Mas. Distribuida inicialmente en fascículos incluidos en la revista de la institución, la publicación fue declarada de interés cultural por la Secretaría de Cultura de la Nación, de interés provincial por la legislatura y de interés municipal por el Concejo Municipal.

Ariel Lima Quintana refiere en nombre de la institución que la elección del "Martín Fierro" no fue fortuita porque "necesitamos que nuestros jóvenes se vuelquen a su lectura. No sólo porque es el exponente mayor de nuestra poesía nacional sino también porque es un grito actualizado frente al desempleo, la pobreza y las injusticias de nuesta sociedad actual".

Tampoco es casual la elección de Casalla. "Su estilo personal y su trayectoria de proyección nacional, que durante décadas deleitaron y siguen deleitando a varias generaciones de argentinos, traza como muy pocos al hombre de nuestros campos, sus circunstancias y costumbres. La sola mención de uno de sus personajes más conocidos, el Cabo Savino, basta para decir que Casalla es uno de los exponentes más lúcidos para interpretar en sus líneas y colores a nuestro poeta nacional José Hernández".

En el "Martín Fierro" el héroe "no baja los brazos. Por el contrario, a partir de una lucha cuerpo a cuerpo contra sus desgracias personales, logra finalmente, sereno y en paz, la reconciliación consigo mismo, con sus hijos y con el entorno. Si leyéramos el historial de cualquier adicto que lucha a brazo partido para curarse, comprenderemos la similitud a la que nos referimos", concluye.

Al valor intrínseco en los versos la obra suma la calidad de los dibujos del artista, residente en esta ciudad desde 1969. Con su característico estilo reflejó en imágenes pasajes característicos de la apasionante historia.

Nacido en mayo de 1926 en el barrio de Abasto, "Chingolo" Casalla egresó de la Academia Nacional de Bellas Artes en 1946. Su primer trabajo profesional fue junto al maestro Lino Spilimbergo integrando el equipo que pintó la cúpula de la Galería Pacífico en la ciudad de Buenos Aires.

Ilustró historietas tan conocidas como "Perdido Joe", "El cosaco", "Alamo Jim", "Larsen", "Chaco" y "Memorias de un porteño viejo", traducidas a varios idiomas y que circularon en revistas y periódicos europeos. Ilustrador y pintor, participó en numerosas muestras colectivas e individuales. Entre ellas, muestras en Milán y Roma.

En 1994 editó "El gran lago" donde recrea la historia de la región.

Entre otros reconocimientos, el gobierno de la provincia del Neuquén declaró de interés provincial su tira diaria "Los pioneros del sur" publicada en el diario "Río Negro". Actualmente prepara ilustraciones del arribo al lago de Juan Fernández, el jesuita Nicolás Mascardi marchando por la Patagonia, el perito Francisco Pascasio Moreno llegando al Nahuel Huapi con la bandera argentina, la rendición del cacique Inacayal y O"Connor arribando al lago desde el río Limay.

José Hernández, un admirador del gaucho

José Hernández nació en Buenos Aires el 10 de noviembre de 1834, día recordado con la designación de Día de la Tradición. Desde su niñez mantuvo estrecho contacto con las costumbres gauchescas. Los gauchos, su lenguaje, labores, diversiones, cantos y penurias fueron reflejados luego magistralmente.

Fue taquígrafo, periodista, parlamentario, diputado, ministro, militar, estanciero y, sobre todo, "un retratista valiente de la época que le tocó vivir". Las referencias publicadas por los responsables de esta edición agregan que "supo mostrar con verdades descarnadas, con pasión y humor, con respeto y admiración hacia el gaucho".

Desde la caída de Juan Manuel de Rosas luchó junto a Urquiza en Cepeda y Pavón. En Paraná trabajó en el Senado y a los 29 años unió su vida a Carolina González del Solar.

El asesinato de Angel Peñaloza lo animó a publicar el folleto "La vida del Chacho" y en Buenos Aires fundó "El Río de la Plata", diario difusor de sus ideas políticas, sociales y económicas. Unido al levantamiento de López Jordán y ante la derrota de Neambé abandonó el país refugiándose en el Brasil.

Fue a su regreso al país que escribió El Gaucho Martín Fierro publicado en 1873. Con la segunda parte, La Vuelta de Martín Fierro, totaliza 7210 versos.

Fue senador. El gobernador Dardo Rocha destinó una importante partida de dinero para que viajara a Australia donde estudiaría sistemas y maquinarias modernas para la explotación agrícola ganadera pero Hernández rechazó el ofrecimiento por "muy costoso" y escribió "Instrucción del estanciero" donde reflejó su saber y práctica de hombre de campo y presentó al gaucho como personaje insustituible para las faenas rurales. (AB).


Comentarios


Casalla le pone rostro a "Martín Fierro"