Caso Facundo Agüero: dos de los tres policías condenados irán presos

El tercer condenado recibió una pena de ejecución condicional. Los tres fueron inhabilitados para ejercer cargos públicos. 



Los policías condenados por la salvaje golpiza que recibió Facundo Agüero el 8 de marzo de 2018 y que lo dejó con un cuadro médico irreversible recibieron penas de entre 2 y 7 años de prisión y la inhabilitación para ejercer cargos públicos.

El que recibió la pena más alta fue Pablo Escudero quien fue hallado culpable del delito de vejaciones y lesiones gravísimas. El tribunal le impuso siete años de prisión efectiva más 10 de inhabilitación.

Lucas Medina recibió 3 años de prisión efectiva y seis de inhabilitación por ser coautor de vejaciones mientras que Romualdo Mardonez Vázquez recibó dos años de ejecución condicional más inhabilitación por cuatro años por ser coautor de vejaciones y lesiones leves.

Hace un mes, el tribunal integrado por Diego Piedrabuena, Daniel Varessio y Andrés Repetto encontró responsables a tres de los cuatro policías que habían sido acusados. En el fallo dictaron la absolución de Juan Rubilar, a quien le habían atribuido vejaciones y lesiones gravísimas por omisión impropia en carácter de autor.

Al finalizar las audiencias, el tribunal fue muy duro contra la fiscal Valeria Panozzo. Entre otros puntos sostuvo que “el nivel de litigación fue totalmente bajo” y planteó que quedaron muchos interrogantes sobre el caso por “una falta de visualización del mismo de los acusadores”. Agregó que “las inconsistencias deben ser investigadas y bajo estos parámetros entiendo que la fiscalía debe darle respuestas a la sociedad e iniciar una investigación al respecto”.

La golpiza

Durante las audiencias se mostraron varios videos que captaron lo que le ocurrió a Facundo Aguero el 8 de marzo del 2018 en el hall de un edificio ubicado en Periodistas Neuquinos al 136.

Allí el joven fue captado cuando ingresaba al garaje de un edificio tras saltar un paredón. El sereno de otro complejo cercano ya lo había visto en las cámaras actuando de manera extraña y llamó a la policía, cuando los efectivos llegaron lo encontraron en el interior del edificio mencionado y le dieron una paliza para reducirlo. Todo quedó filmado.

Las imágenes muestran cómo Facundo recibió trompadas en la cara, patadas en la cabeza, le aplastaron el cuello con las rodillas y cuando estaba boca abajo y con sus manos esposadas en sus espaldas, lo levantaron de los brazos y lo arrastraron por el suelo. Todas esas agresiones fueron atribuida por la fiscal Valeria Panozzo a los cuatro imputados.

A raíz de los ataques Facundo sufrió un cuadro que le produjo una enfermedad mental y corporal incurable.

Hoy en día el joven permanece postrado en una silla de ruedas, solo puede mover sus ojos y tiene un leve dominio de su cabeza, a veces balbucea pidiendo por su madre.


Comentarios


Caso Facundo Agüero: dos de los tres policías condenados irán presos