Cautela en el gobierno de Neuquén tras desplome del barril de petróleo

Desde la administración de Omar Gutiérrez admiten que la situación se monitorea de manera permanente, aunque "el escenario de hoy es una foto". Las regalías hidrocarburíferas representan más de un tercio de los recursos de la provincia.



El gobernador afronta un segundo mandato cargado de incertidumbre económica. Foto: archivo.

El gobernador afronta un segundo mandato cargado de incertidumbre económica. Foto: archivo.

La abrupta caída del precio internacional del petróleo que se generó este fin de semana preocupa al gobierno de Omar Gutiérrez, pero todavía no lo desespera. Sus colaboradores aseguran que "el escenario de hoy es una foto" y, si bien admiten que debe monitorearse, explicaron que no tendrá un efecto inmediato en los recursos que ingresan a la provincia por regalías hidrocarburíferas.

En los últimos días, el precio del Brent -crudo de referencia para Argentina- pasó de 46 dólares por barril a 36 dólares. En paralelo, el West Texas Intermediante (WTI), barril que se usa como referencia para los desarrollos en Estados Unidos, cayó de 41 dólares a 32 dólares en el mismo período. 

"Hoy se están liquidando las regalías de Neuquén por 52 o 53 dólares y el precio se va promediando. No es que cae rápidamente", se apuró en aclarar una fuente del gobierno provincial, aunque reconoció que si la tendencia a la baja se mantiene durante todo el mes sí habrá un impacto en los recursos que recibe la provincia.

Los voceros indicaron que "hay cautela" y que la situación "se está monitoreando todo el tiempo" aunque no aventuran aún un escenario de debacle. "Es una caída brusca que en algún momento siempre recompone. Hay que esperar", afirmaron.

Neuquén elaboró su presupuesto de este año con un precio de barril promedio a 57 dólares y una estimación de crecimiento de la producción de petróleo del 19 % respecto al promedio anual del 2019.

De los resultados de la actividad en Vaca Muerta dependen buena parte de los recursos provinciales, pues las regalías representan más de un tercio de los ingresos. Además, un 70% de la deuda que se deberá pagar este año está en dólares, por lo que una caída de los recursos dolarizados repercutirá en la sostenibilidad financiera de la provincia.

Gutiérrez anticipó en la apertura de sesiones del 1 de marzo que presentará un proyecto para crear un fondo anticíclico que sirva para mitigar este tipo de situaciones. Dijo que servirá para “atenuar la vulnerabilidad” de las cuentas provinciales ante los vaivenes de la actividad hidrocarburífera, aunque la iniciativa aún está en elaboración.


Comentarios


Cautela en el gobierno de Neuquén tras desplome del barril de petróleo