“Celeste y las Mil Jarillas”, un visceral regreso a casa

La banda conformada por músicos patagónicos está de gira por la región. Durante esta semana tocará en Fernández Oro, Cipolletti y Neuquén. “Río Negro” habló con el músico Manuel Gómez Dodero para conocer más sobre la gira y la actualidad de los patagónicos radicados en Capital Federal.



1
#

De la mano de Celeste Gómez Machado la banda cuida todos los detalles para un show bien patagónico. (Foto: gentileza )

“Celeste y las Mil Jarillas”, un visceral regreso a casa

La banda conformada por músicos patagónicos está de gira por la región. Durante esta semana tocará en Fernández Oro, Cipolletti y Neuquén. “Río Negro” habló con el músico Manuel Gómez Dodero para conocer más sobre la gira y la actualidad de los patagónicos radicados en Capital Federal.

La mayoría nació en tierras patagónicas pero llevan varios años viviendo en la gran ciudad, en Capital Federal.

Hace un par de años se juntaron y formaron Celeste y las Mil Jarillas, un grupo musical con el que desahogan ese sentir patagónico que mantienen intacto.

Ellos son Celeste Gómez Machado (voz y kulturum), Manuel Gómez Dodero (recitados y letras), Camila Aguayo (coros y flauta traversa), Gigi Ferrari (guitarra y percusión), Otto Feher (guitarra y composición), Fermín Gómez (percusión) y Lucas Tajan (bajo) y se encuentran de vuelta en la región mostrando su arte.

En noviembre fue su primer paso por estas tierras y ahora volvieron como antesala a su primer disco.

La gira comenzó el sábado pasado pero se extenderá hasta este sábado. En lo que les queda del recorrido saldrán a escena en Contraalmirante Cordero, Fernández Oro, Cipolletti y Neuquén.

En medio de la gira, Manuel Gómez Dodero, manager y músico de la banda, habló con “Río Negro” para dar detalles de los shows que restan así como de la actualidad del grupo y los planes para 2018.

P- ¿Cómo serán los shows?

R- Estamos presentando nuestro repertorio que son temas propios que de alguna forma intentan rescatar los ritmos tradicionales patagónicos como son el loncomeo, el kaani y la chorrillera. Fusionamos instrumentos autóctonos como el kultrum, el trompe, el ñorquin con guitarras, bajos y batería electrónica; todo esto con un despliegue sobre el escenario y una performance de Celeste impactante y visceral. Es un show muy emotivo y muy cuidado con lo que tiene que ver con la estética.

P- ¿Cómo fue la génesis de Celeste y las Mil Jarillas?

R- El grupo se forma hace dos años y está conformado en su mayoría por músicos patagónicos que estábamos en Capital Federal, y que de alguna forma sentíamos la necesidad de transmitir lo que pasaba en nuestra tierra tanto geográficamente como culturalmente. Así fue como nos pegó el desarraigo de tantos años fuera de nuestro terruño y entonces ese fue el leiv motiv. A su vez eso nos permitió contactarnos y hacer vínculos con grandes referentes como Marité Berbel, Rubén Patagonia, Marta Piren, Soraya Maicoño y Rolando Lobo.

P- ¿Cómo fue el proceso de formación de la banda a nivel musical?

R- Iniciamos una búsqueda cultural, fuimos recorriendo comunidades y diferentes puntos de las provincias de Río Negro y Neuquén y cuando ya teníamos ese bagaje empezamos a darle forma a lo musical y ahí también nos propusimos agregar nuestra cuota como para darle una vuelta de tuerca a todo esto, como para resignificarlo.

P- ¿Qué planes tienen para este año?

R- Actualmente estamos haciendo esta segunda gira patagónica, que es muy importante para nosotros para poder compartir y transmitir lo que hacemos con el público patagónico. Y a partir de que volvemos nos ponemos a trabajar con lo que sería nuestro primer disco, este año seguramente vamos a enfocarnos en eso. Y también seguimos organizando un evento que llamamos Resistencia Patagónica donde nucleamos artistas patagónicos que están en Capital Federal y a su vez invitamos a otros que tengan la posibilidad de acercarse a Buenos Aires. Y, a su vez, estamos trabajando en la edición de un documental que fue filmado en la gira anterior, en el valle y en la cordillera. Esos son los tres pilares de trabajo para el 2018.

Una puesta en escena que asegura la emoción.

¿Dónde y cuándo tocan?

Hoy: en el cámping La Posada del Arroyón de Contraalmirante Cordero.

Mañana: en la cervecería de Primera Junta 102 en Cipolletti.

Jueves: en el restaurante ubicado en el km 4,6 de la ruta 151 de Cipolletti.

Viernes: en la inauguración el Museo de las Artes en Fernández Oro.

Sábado: en la Plaza de la Mujer como parte del NQN Cultural.


Comentarios

“Celeste y las Mil Jarillas”, un visceral regreso a casa