Chacareros sobre las tomas en Cipolletti: “Somos pobres contra pobres”

Un movimiento de productores criticó las políticas habitacionales. También pidieron derogarla normativa municipal que establece multas a los dueños de chacras improductivas. La referente de la nueva toma en Labraña aseguró que hay una "persecución política" en su contra.





Más de 150 familias viven en el nuevo asentamiento. (foto: Florencia Salto)

Más de 150 familias viven en el nuevo asentamiento. (foto: Florencia Salto)


La oleada de toma de tierras en el país tuvo eco en Cipolletti: en menos de 40 días se establecieron tres asentamientos y al menos dos fueron “desactivados” por la fiscalía antes de que puedan consolidarse, uno de ellos en Fernández Oro.

El escenario generó cruces entre el Poder Legislativo y el Judicial pero sobre todo entre los chacareros y los vecinos que decidieron instalarse en alguna de las chacras improductivas que hay en la localidad. En ese contexto, un grupo de productores criticó a los poderes del Estado y aseguró que esto es una pelea “entre pobres”.

“Es muy triste y lamentable que entre pobres nos encontremos divididos, enfrentados. Apropiándose, un sector, de otro, que también la está pasando muy mal, que ya perdió todo, que lo único que le queda es la tierra, y se avasallan sus derechos, usurpándolas”, indicaron desde la agrupación

.Agregaron que no hay planificación por parte de los gobiernos y volvieron a insistir sobre la derogación de la normativa -por ahora suspendida- que establece impuestos a las tierras improductivas.

La ordenanza fue impulsada en la gestión anterior y tras una serie de reclamos quedó suspendió. “Hasta ahora, no se han implementado políticas de planificación territorial debido a la inoperancia de los distintos gobiernos, y distintas gestiones municipales. Es necesario y urgente Planificar y organizar la ciudad, modificar el código urbano”.

Por el otro lado, quienes toman tierras aseguran que se trata de chacras abandonadas "hace años”. Por muchas razones, el nuevo asentamiento en Labraña –denominado Khoan- fue el que más repercusiones tuvo.

En principio porque prácticamente coincidió con el anuncio del municipio de regularizar el barrio que se instaló hace más de 70 años. Además, hay más de 150 familias en el lugar.  

“Dicen que van a parar la regularización por la nueva toma, pero no hay ninguna relación, la gente vive hacinada en el barrio hace años, por eso se tomó. Nadie se hace cargo de la demanda habitacional. La pandemia generó mayor superpoblación en Labraña”, indicó Natalía Ranquehue referente del barrio.  Días atrás, la mujer fue acusada por el delito de instigar a la toma de terrenos. “Es una clara persecución política”, alertó. 

Ranquehue coincidió con algunos postulados que plantearon los chacareros: “Es lo que hicieron los políticos históricamente, correrse para enfrentarnos a nosotros” señaló.

Sobre la situación, el intendente Claudio Di Tella señaló que no avalarán nuevas tomas en la ciudad. “Vamos a trabajar con todos los sectores, pero no vamos a validar más tomas. En poco tiempo de gestión, sin contar el periodo de pandemia, hemos avanzado con la regularización del servicio eléctrico de algunos barrios y la regularización de otro”, destacó.  


Comentarios


Chacareros sobre las tomas en Cipolletti: “Somos pobres contra pobres”