Panorama de Neuquén

Al final la culpa estaba afuera

09 sep 2018 - 00:00

La muy probable fecha para elegir candidatos a gobernador por el MPN en noviembre apuró definiciones en los otros partidos.

Una primera lectura permitió observar que a los contrincantes convencionales se sumaron los no convencionales, aunque el tono de las disputas no variaron en lo esencial.

El que registró sismos internos es el Partido Justicialista. Su titular formal, Darío Martínez, está empeñado en liderar la oposición a Mauricio Macri y coquetea con sus vecinos rionegrinos, los hijos de Carlos Soria. Se realizó el congreso y como dice la liturgia peronista el resultado es de doble lectura. Un sector dice que “Cristina ordena que” se vaya en un frente con un candidato que puede no ser peronista (nadie le va a ir a preguntar a la expresidenta la veracidad) y otro sector pugna por un frente pero con candidato de estirpe peronista, y ahí se anotó Javier Bertoldi.

El primer sector mira a Ramón Rioseco quien, con su partido, iniciará la campaña el mes próximo junto a expresiones kirchneristas que le son fieles.

Entonces, parece ser que la predominancia del MPN no se entiende sólo por su territorialidad y el manejo de fondos públicos, sino que los que están afuera están condicionados por lo que pasa a nivel nacional.

Lisandro Gallucci, investigador de la Universidad Nacional del Comahue, publicó hace ocho años un artículo sobre los cambios y continuidades en un sistema de partido predominante; una mirada a la competencia de partidos en la provincia de Neuquén.

Escribió sobre la formación de alianzas contra el MPN como signo de la “territorialización” del sistema de partidos provincial. Agregó que “las recurrentes rupturas de dichas coaliciones dan cuenta de la influencia que la política nacional continúa teniendo en el juego político de los distritos provinciales”.

Recordó que en las elecciones para gobernador de 2007 la Concertación Neuquina para la Victoria logró el 35% de los votos contra el 38,5% obtenido por el MPN, distancia que se amplió a favor de este último gracias al aporte de sus socios “colectores”.

Sin embargo –continuó– los conflictos políticos desatados a partir del voto negativo del vicepresidente (Julio) Cobos al proyecto de ley sobre retenciones agropecuarias condujeron a la ruptura de la coalición electoral que había mostrado tan satisfactorio rendimiento en las mencionadas elecciones y que muchos observadores señalaban como un primer paso hacia la alternancia.

Para los que consumen horas en mesas de café, la explicación la encuentran dentro mismo del MPN que se adapta a los escenarios y juega en competencias ajenas. Para los que consumen horas en bancas donde la palabra adquiere un significante especial, los límites están dados por la identificación ideológica.

Lo extraño que esa determinación no varía hacia dentro de la provincia, donde el negocio petrolero es el que marca el norte para donde ir o retraerse. El petróleo no es de izquierda o de derecha. Por ahora es casi la única fuente de ingresos que tiene la provincia.

Cambiemos viene con viento de cola de las elecciones pasadas y avanzó algún casillero, pero, como sugiere Galucci, “la política nacional no parece haber dejado de tener gravitación sobre las opciones estratégicas de los partidos en los espacios provinciales”. El papel de la coalición está identificado con la marcha de la economía y la política de Mauricio Macri.

La falta de alternancia mitigó la visualización de que la oposición pueda llegar a romper la predominancia del MPN y éste trasladó la competencia hacia adentro. De allí que muestra una cara más popular y otra más liberal.

Al fin de cuentas, la teoría del investigador se cumple a rajatabla. En el MPN las diferencias son por si se habla bien o mal de Macri, en Unidad Ciudadana por si se hace lo que dicen que dijo Cristina Fernández y en Cambiemos si conviene estar más cerca o más lejos de Macri.

Las diferencias entre los opositores marcan espacios determinados por referentes nacionales y no por cuestiones provinciales como el petróleo.
Unidad Ciudadana se enfrasca en lo que dicen que dijo Cristina; Cambiemos en si conviene estar lejos o cerca de Macri. El MPN tiene un menú para dos paladares.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección