Cómo es por dentro la Ciudad Judicial neuquina

Alojará el fuero penal, fiscalías y defensorías.





Leonardo Petricio

Leonardo Petricio

NEUQUÉN (AN).- Es la obra en construcción más grande de la Patagonia. Consumirá igual cantidad de energía que una ciudad como Chos Malal. Tiene un triple sistema de circulación personal, 22 ascensores, 24 salas de audiencias, y allí trabajarán por lo menos 650 personas.

La Ciudad Judicial hace honor a su nombre: en sus 27.934,06 metros cuadrados de superficie habrá hasta un área comercial, con una sucursal del Banco Provincia de Neuquén, cafetería y librerías, más una plaza seca con fuentes ornamentales. Costará más de 174 millones de pesos, según el último cálculo.

Agregará un flujo de tránsito tan intenso que la municipalidad se comprometió a ensanchar la avenida Leloir, que pasa por el frente, y a abrir una calle nueva que atravesará la Universidad Nacional del Comahue.

“Río Negro” recorrió la inmensa construcción ubicada en la zona del alto de la ciudad capital. Es la primera vez que el periodismo puede visitar por dentro la obra que comenzó el 1 de marzo de 2008 y estará terminada, posiblemente, en octubre de este año.

La visita fue posible por una autorización del presidente del Tribunal Superior de Justicia, Ricardo Kohon, y la gestión de los camaristas Andrés Repetto y Héctor Rimaro. Los guías fueron dos arquitectos de la Justicia, Héctor Cesano y Américo Belza.

La parte que se está construyendo corresponde al fuero penal (están previstos dos edificios más, para los fueros civil, laboral y de familia, y para el Tribunal Superior de Justicia.).

En el edificio que da a calle Leloir estarán los jueces. Tiene subsuelo y tres plantas, 140 metros de largo por 50 de ancho. En forma perpendicular se erige el edificio de los ministerios públicos (fiscalía y defensa), de 90 metros de largo por 35 de ancho y tres pisos. Ambos se conectan por un pasillo subterráneo.

Desde afuera impresiona el frente vidriado. Son vidrios dobles, pensados para el balance térmico. Las fachadas que dan al este y al oeste están protegidas por parasoles.

El edificio tiene triple acceso: por calle Leloir ingresan magistrados y funcionarios; por Entre Ríos el público; y (todo un símbolo) por el subsuelo lo hacen los detenidos. Circulan por pasillos diferentes y jamás se cruzan, salvo en la sala de audiencias al cual los detenidos acceden por uno de los 22 ascensores, separados de su custodio. Fuera del horario de atención al público, imponentes portones automáticos se elevan desde las entrañas de la tierra y cierran todo acceso.

En el subsuelo están los 16 calabozos en los que hay que introducir cambios porque no guardan la menor intimidad. La planta baja y los dos pisos del edificio de los magistrados serán destinados a oficinas y salas de audiencias (el alma del nuevo Código Procesal Penal), salvo el extremo más cercano a la Legislatura: allí funcionará el cuerpo médico forense, con una morgue con capacidad para 15 camillas, dos salas de autopsias, laboratorios anatomopatológico, bioquímico, gabinete psicosocial. “Será una clínica forense de tres pisos”, indicaron durante la recorrida.

El consumo de energía, equivalente al de una ciudad de 13.000 habitantes, depende de una obra complementaria que debe realizar CALF. Quién la financiará, todavía está en discusión.

Se consumi-rá la energía equivalente a la reque-rida por una ciudad de 13.000 habitantes.

guillermo berto

gberto@rionegro.com.ar

Según el último cálculo la obra tendrá un costo final de 174 millones de pesos.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cómo es por dentro la Ciudad Judicial neuquina