Con carpas y toldos volvieron a la ruta en Junín

Hay malestar en San Martín porlos perjuicios.



#

Los empleados comunales volvieron a cortar la Ruta 234 sobre el río Curruhué y buscaron la forma de protegerse de las intensas lluvias.

JUNÍN DE LOS ANDES (ASM).- Bajo intensa lluvia pero con la previsión de instalar carpas y lonas para el resguardo de los piqueteros, un centenar de municipales de esta ciudad volvió a la Ruta 234 en demanda del blanqueo de sumas no remunerativas ni bonificables, con un corte del tránsito que se inició a las 8.30 y culminó a las 17, mientras se desarrollaban febriles negociaciones en la ciudad de Neuquén en procura de asegurar fondos a la arcas de la comuna. Hoy, desde las 8 habrá un nuevo piquete.

Pero no fue el único incidente. En el centro de la ciudad, asociados a cooperativas de trabajo que realizan obras bajo contrato del municipio, también protestaron y quemaron cubiertas por pagos demorados. El corte sobre el río Curruhué, con el curioso agregado de las carpas para guarecer a los piqueteros, multiplicó bronca entre cientos de automovilistas, transportistas y pasajeros, varados en el bloqueo.

La ciudad está prácticamente sitiada por los conflictos sociales, con el telón de fondo de un municipio en déficit, recaudación propia por debajo del 40% de la facturación y desempleo estructural. El intendente

Linares viajó a la capital para reunirse con funcionarios de Hacienda, y también para gestionar una entrevista con el gobernador, como última esperanza por obtener auxilio financiero.

El sitio escogido para el corte excluye a los juninenses del aislamiento con la capital neuquina pero se lo impone a la localidad vecina y principal destino turístico por cantidad de camas en la provincia, San Martín. De hecho, el secretario de Gobierno de San Martín, Guillermo Carnaghi, también acudió al corte para interesarse en la situación, a la vez que en aquella localidad se sumaron repudios a la metodología. La UCR, por caso, llamó a un pronunciamiento conjunto de las fuerzas políticas sanmartinenses.

El dirigente de ATE Zona Sur, Carlos Neira, admitió que el sitio escogido “es estratégico” y se quejó también de los “graves problemas de gestión que tenemos en Junín de los Andes”.- Neira dijo que el gobierno de Linares recién comienza, pero “estos problemas vienen desde hace años”, y recordó que “los compañeros municipales no reciben un aumento de sueldo desde 2008 en Junín”.

El “Frente Juninense”, que gobierna en esta ciudad, difundió un crítico documento en el que responsabiliza a las sucesivas e históricas administraciones municipales del MPN por la crisis comunal, y culpó al gobernador Jorge Sapag por el “ahogamiento financiero” de las cuentas locales.

El frente accedió al gobierno desplazando al MPN y está integrado por el PJ, Une, Frente Grande y Movimiento Evita.


Comentarios


Con carpas y toldos volvieron a la ruta en Junín