Confuso episodio en vuelo




NUEVA YORK (AP).- Un avión de pasajeros en viaje de Nueva York a Madrid tuvo que regresar al aeropuerto Kennedy como precaución, luego que un pasajero reportase cables extraños en el baño, pero no se encontraron explosivos, pese a la demora de una pasajera argentina que finalmente fue desvinculada del hecho. El vuelo 126 de Delta Airlines salió del aeropuerto a las 20 del jueves y regresó a las 22 Un alguacil federal y la unidad antiexplosivos de la policía de Nueva York y el FBI recibieron el vuelo y los pasajeros fueron evacuados. La investigación determinó que los cables no estaban conectados a un explosivo. Los investigadores interrogaron brevemente a dos pasajeros: una mujer argentina que dijo tener problemas para respirar en el momento en que fueron descubiertos los cables y un hombre que al parecer había sido el último en usar el baño. Las autoridades temían que la mujer pudiese haber estado tratando de crear una distracción, pero se determinó que no era así y fue dejada en libertad.


Comentarios


Confuso episodio en vuelo