Contener a quien consume: 3 de cada 4 estatales en Río Negro aceptaría cuidar a un compañero



​Según un estudio realizado en el ámbito de la administración pública de Río Negro, cerca del  75% de los trabajadores estatales esta dispuesto a formar parte de una red de contención para cuidar a un compañero con consumos problemáticos.

Tres de cada cuatro empleados del Estado rionegrino, según la encuesta realizada, se involucra en el cuidado integral de las personas, lo que da la pauta de que están respondiendo "a la cultura del compromiso, el esfuerzo y la solidaridad", según indicaron desde el Gobierno provincial.

La investigación fue realizada por la Agencia para la Prevención y Asistencia ante el Abuso de Sustancias y las Adicciones (APASA), con la colaboración de la Asociación Civil "Conocer y Prevenir" y del Instituto Provincial de la Administración Pública (IPAP). La encuesta fue diseñada e instrumentada por el Observatorio Provincial de Drogas, dependiente de APASA.

Fueron consultados 509 trabajadores, que representan una "muestra de la tendencia general respecto a los consumos problemáticos presente en las áreas públicas de la provincia", aseguró la directora de APASA Mabel Dell'Orfano.

De acuerdo a este estudio, el 79% de los trabajadores encuestados pertenecen a organismos de la esfera provincial, mientras que el resto responde a instituciones nacionales y municipales dentro del territorio rionegrino.

Con los resultados obtenidos, se busca obtener "un diagnóstico diferenciado de cada organismo estatal, recolectar datos que reflejen la magnitud de la problemática, convocar voluntarios para formar una red de contención preventiva dentro de sus espacios laborales y detectar qué factores podrían resultar de protección y cuáles de riesgo", subrayó la funcionaria Dell'Orfano.

Se recibieron encuestas de todas las localidades de la provincia y el rango etario comprendido varía entre los 21 y 62 años, cuya edad media se ancla en los 40. Quienes más respondieron fueron las mujeres, aporte que define su perfil “solidario y colaborativo con el entorno y la comunidad”. El estudio analizó también factores vinculados a las condiciones de trabajo físicas, contractuales y relacionales.

Conclusiones


El alcohol encabezó “el conocimiento de algún compañero de trabajo que haya tenido que realizar algún tratamiento”, con el 36%; tabaco (34%), marihuana y cocaína (21%), psicofármacos (19%), otras sustancias (16%), adicción al trabajo (15%) y al juego (10%).

Por otra parte, el 3% de los encuestados asumió que algún accidente laboral sufrido fue ocasionado por el consumo problemático de sustancias, mientras que el 88,6% opina que el consumo dentro del ámbito laboral podría provocar accidentes, enfermedades (63%), baja en la productividad y rendimiento (80%) y ausentismo (78%).

Los especialistas y analistas explicaron que, a partir de las últimas conclusiones, se infiere que los espacios laborales pueden transformarse en lugares de prevención de los consumos problemáticos.


Comentarios


Contener a quien consume: 3 de cada 4 estatales en Río Negro aceptaría cuidar a un compañero