Continúa la tensión en el seno del Mercosur

Tras las diferencias entre Fernández y Lacalle Pou, esta vez fue el turno de los Ministros. Guzmán y su par brasilero Paulo Guedes se cruzaron en relación al grado de apertura del bloque.

En crisis. El bloque regional se debate entre la apertura y la protección.

Polémica y tensión. Es lo que sigue rodeando al Mercosur en el mes en que se cumplen 30 años desde su fundación.
Tras el cruce diplomático entre el Presidente Alberto Fernández y su par uruguayo Luis Lacalle Pou en la cumbre de mandatarios virtual realizada hace 15 días en ocasión del aniversario, el entredicho continuó esta semana en el encuentro de Ministros de Economía.
La principal disputa entre los países miembros sigue girando en torno al planteo que impulsan Brasil y Uruguay para flexibilizar el arancel externo común, y posibilitar así la negociación bilateral de los países miembros, con otros países o bloques, sin la necesidad de que las conversaciones tengan lugar en el seno del bloque.
“Obviamente que el Mercosur pesa, lo que no debe y no puede ser es que sea un lastre. No estamos dispuestos a que sea un corset del que nuestro país no pueda moverse”, había manifestado el presidente uruguayo en la cumbre de mandatarios a fines de marzo. “No queremos ser lastre de nadie, si somos un lastre, que tomen otro barco. Para mí es un honor ser parte del Mercosur” había respondido Fernánadez.
La convocatoria esta semana, reunió en cambio a los conductores de la política económica de cada país miembro, y se presumía que el encuentro permitiría acercar posiciones y limar las evidentes asperezas que existen en torno al debate sobre el nivel de apertura del bloque. Sin embargo cuando se anticipaba tranquilidad, volvieron a aflorar las diferencias.

Contrapunto. El que mantuvo Guzmán con su par brasilero Paulo Guedes.


El contrapunto tuvo como protagonistas esta vez al Ministro de Economía argentino Martín Guzmán y al Ministro de Hacienda brasilero Paulo Guedes. “La mano invisible de Adam Smith es invisible porque no existe”, sostuvo Guzmán al momento de plantear la postura proteccionista del gobierno argentino. “Nosotros conocemos muy bien a los economistas que cita el ministro Guzmán, pero más de la mitad de los premios Nobel los ganaron economistas de la Universidad de Chicago”, respondió su par brasileño.
El intercambio de chicanas entre los funcionarios dejó a la vista que la discusión no es únicamente pragmática, sino que el transfondo del debate es ideológico, con Brasil, Uruguay y Paraguay colocados en la vereda del libre mercado, y Argentina defendiendo en soledad la protección de la producción y el empleo intra bloque.

El intercambio verbal entre los conductores de la política económica, revela la distancia ideológica entre los socios principales del bloque.


El planteo aperturista busca eliminar barreras que impiden el acceso recíproco con mercados en los que el arancel es cercano a cero. Argentina en cambio, plantea que hay ciertos sectores que no están en condiciones de competir con una potencial entrada masiva de importaciones.
La iniciativa uruguaya en relación a la revisión del arancel externo común, volverá a ponerse sobre la mesa durante el mes de mayo cuando el organo superior del bloque, el Consejo del Mercado Común del Mercosur, se reuna presencialmente en Buenos Aires.

Dato

30
El intercambio verbal entre los conductores de la política económica, revela la distancia ideológica entre los socios principales del bloque.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Continúa la tensión en el seno del Mercosur