Coronavirus: el 50% de los que donaron plasma en Neuquén tienen entre 30 y 50 años

Desde el 25 de junio un total de 42 personas han sido transfundidas. El tratamiento logra mejorías sobre todo en pacientes que no presentan cuadros críticos.





Una hora es lo que dura el procedimiento. La mayoría de las personas recuperadas concurren al Centro Regional de Hemoterapia. Foto Florencia Salto.

Una hora es lo que dura el procedimiento. La mayoría de las personas recuperadas concurren al Centro Regional de Hemoterapia. Foto Florencia Salto.

Daniel Palomino tuvo diagnóstico positivo de coronavirus el 14 de junio. Se contagió producto del brote de casos surgido alrededor de la comisaría de Balsas Las Perlas que se ramificó en la zona del Alto Valle. Sintió cansancio, dolor de cabeza y perdió el olfato durante seis días. No requirió internación, hizo aislamiento domiciliario junto a toda su familia, que también contrajo la infección. “Tuve la suerte que todo el radio vecinal donde vivo armaron un grupo de WhatsApp y se pusieron en solidaridad con nosotros”, remarcó.

Recibió el alta médica y ayer fue la segunda vez que donó plasma. De acuerdo a los registros de las autoridades de salud de la provincia, en promedio un paciente recuperado de covid-19 se presta al procedimiento de extracción entre dos y hasta cuatro veces. “Trabajo en un grupo scout y siempre estamos al servicio de los demás. Es tal la amabilidad que tienen los profesionales, que la hora en la que uno pasa enchufado a la máquina, estás con personas muy empáticas”, dijo Daniel, de 44 años.

Quienes se recuperaron de coronavirus tienen la posibilidad de donar su plasma que contiene anticuerpos, que pueden ser usados para el tratamiento de pacientes moderados y graves.

Las primeras transfusiones en la provincia se hicieron el 25 de junio. Desde entonces y hasta el 5 de agosto han recibido plasma 42 personas: 21 en el subsector público de salud y 21 del privado. Las primeras colectas se hicieron antes: el 16 de junio.

Edgardo Iñiguez, coordinador provincial de la red de hemoterapia de Neuquén, indicó que hay tres lugares habilitados para recibir donantes: el Centro Regional de Hemoterapia (CRH), el Policlínico de Neuquén y el Banco de Sangre de Clínica Raña.

El grueso va al CRH que es el que concentra y coordina con el resto de los establecimientos. Iñiguez afirmó que “de las 33 donaciones del CRH, el 50% son de personas entre los 30 y 50 años y el 80% son de sexo masculino”.

Esta preponderancia de los varones tiene que ver con los requisitos para la donación. Es necesario tener entre 18 y 65 años, esperar dos semanas hasta la fecha del alta médica para la extracción, y no haber cursado ni un embarazo, ni un aborto.

De todas formas Iñiguez explicó que a partir de la segunda semana de julio a las personas con antecedentes gestaciones comenzaron a practicarles una prueba para evaluar si pueden donar. “Se les hace otro test, que se llama un test de anticuerpos anti HLA, que en general las mujeres que tuvieron embarazos pueden desarrollar estos anticuerpos y entonces esto podría generar un problema si están en el plasma que se transfunde. Entonces las incorporamos a las mujeres con antecedentes de embarazo y se les hace el test de HLA, si el test da negativo, es decir no tiene anticuerpos, pueden donar plasma”, aseguró.

Hasta ahora casi el 50% de las mujeres estudiadas tienen AC anti HLA, lo cual impide la extracción.

“Vamos teniendo cada vez mejor respuesta de la comunidad. Al principio había que realizar varios llamados para poder lograr la decisión y hoy estamos recibiendo voluntarios que deciden donar de motu proprio”, manifestó Iñiguez.

Están excluidas las personas inmunosuprimidas y quienes tengan tatuajes o piercing hechos hace menos de un año. Si están en condiciones se les hace una entrevista médica, exámenes de laboratorio, y deben firmar un consentimiento.

El plasma posee anticuerpos que podrían beneficiar a las personas que están cursando la infección. Foto Florencia Salto.

“Los pacientes transfundidos están con cuadros moderados a graves, o sea que están internados y están cursando, podríamos decir, una neumonía moderada o grave, y entonces estar requiriendo soporte con oxígeno. Podrían ser candidatos a la transfusión de plasma sobre todo las personas con otras co-morbilidades: obesidad, hipertensión, diabetes, EPOC, esos son candidatos serios a recibir el plasma”, mencionó el coordinador. Subrayó que la decisión queda siempre en manos del equipo tratante.

Señaló que el tratamiento demostró ser seguro, y más efectivo en cuadro que no llegan ser severos: “no tuvimos ninguna reacción adversa asociada a la transfusión, y cuando la transfusión llegó en estos cuadros moderados, en pacientes que no estaban cursando enfermedades críticas, el resultado fue mejor, hubo recuperaciones muy rápidas”.

Hizo hincapié en que el plasma “debe ser conservado a menos 80 grados. Ni bien extraído se congela, se hace un congelado rápido que se llama, para conservar los anticuerpos en el máximo nivel y una vez que logramos esa congelación rápida después queda a menos 35 grados en freezers que alcanzan esas temperaturas. Lo que hacemos con los grandes centros es no esperar a que surja la demanda, sino que puedan contar con un determinado stock para que cuando surja el caso la respuesta pueda ser rápida, y no esperar a que se haga el envío en ese momento.

El dato

299-5087107
es el número para llamar si sos paciente recuperado de covid-19 en Neuquén y tenes dudas sobre la donación de plasma.

Comentarios


Coronavirus: el 50% de los que donaron plasma en Neuquén tienen entre 30 y 50 años