Efectos de la política heterodoxa



#

A pesar de las restricciones a la adquisición de divisas que esta semana cumplieron su primer aniversario, las trabas a las importaciones y al giro de regalías y dividendos, el stock de reservas del Banco Central se sostiene apenas por encima de los 45.000 millones de dólares. Según se desprende del último informe monetario semanal difundido este viernes por el Banco Central, los ahorristas retiraron 199 millones de dólares en septiembre, lo que significó una merma acumulada de 45,6 % o 6.796 millones de dólares desde octubre del 2011 cuando nació el cepo cambiario. Los próximos meses se muestran poco prometedores en cuanto a la oferta de dólares, más teniendo en cuenta que en diciembre se pagará el cupón ligado al PIB. El otro factor que generará tensiones es la elección de destinos externos entre los argentinos de cara a las vacaciones de verano. De acuerdo a datos del Indec, el número de turistas que abandonaron el país creció más de un 5% interanual en agosto. Según el Banco Central, el sector se volvió deficitario por primera vez desde el 2002. Desde el punto de vista de las finanzas personales, sin los dólares oficiales como una opción de ahorro y la ausencia de instrumentos de renta fija en pesos de bajo riesgo que ofrezcan rendimientos para ganarle a la inflación, los viajes al exterior se constituyen cada día más en un premio consuelo. Del mismo modo los plazos fijos en moneda local registraron un nuevo récord histórico al alcanzar una expansión interanual del 50%. El promedio de la tasa Badlar de bancos privados se ubicó en 14,5% la última semana de septiembre. Tanto el ministro de Economía como otros funcionarios han dejado claro en distintas declaraciones que no se realizarían cambios en materia de política cambiaria. Consecuentemente, cabría esperar que el gobierno avance en generar nuevos vehículos de ahorro.


Comentarios


Efectos de la política heterodoxa