Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Crímenes del Alto: a 10 años de impunidad reiteran el pedido de justicia

Los familiares y amigos  Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco exigieron una vez más que los policías condenados por sus muertes en Bariloche cumplan la pena en prisión. Por el homicidio de Diego Bonefoi, un uniformado sigue preso.



Este 17 de junio se cumplieron 10 años de los asesinatos de Diego Bonefoi, Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco. Foto: Alfredo Leiva

Este 17 de junio se cumplieron 10 años de los asesinatos de Diego Bonefoi, Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco. Foto: Alfredo Leiva

"Todos los 17 seguimos marchando" se lee en la bandera que acompañó cada una de las marchas y los pedidos de justicia por los asesinatos de Diego Bonefoi, Nicolás Carrasco y Sergio Cárdenas desde el 17 de junio de 2010 en Bariloche. La misma bandera fue dispuesta en el ingreso del edificio de Tribunales, en Costanera y John O´Connor esta mañana.

Al cumplirse 10 años de los crímenes de los tres jóvenes, sus familiares, amigos y miembros de organizaciones sociales volvieron a congregarse frente al edificio de Tribunales. "Un diciembre se logró que los responsables fueran condenados a 4 años pero los asesinos siguen en libertad", plantearon a través de la lectura de un documento.

Cabe recordar que por el homicidio de Diego Bonefoi el policía Sergio Colombil fue condenado a 20 años de prisión y cumple su pena en otra ciudad rionegrina.

Por los homicidios de Cárdenas y Carrasco, a fines del 2018, la Cámara Criminal Primera condenó a Víctor Cufré, exsecretario de Seguridad de Río Negro, a Jorge Villanova, exjefe de la Policía provincial y a Argentino Hermosa, extitular de la Unidad Regional Tercera, a cuatro años de prisión efectiva y ocho años de inhabilitación. También se condenó a los policías Víctor Darío Pil, Marcos Rubén Epuñan y Víctor Hugo Sobarzo a cuatro años de prisión y ocho de inhabilitación por el delito de “homicidio en riña, agravado por el uso de arma de fuego”.

Pero la sentencia no está firme aún a causa de un recurso extraordinario federal para lograr que la Corte Suprema revise el fallo. Por eso, los expolicías condenados siguen en libertad.

"En estos diez años, además del dolor, los familiares han soportado hostigamientos, persecuciones y se han encontrado frente a frente con los asesinos", recalcaron en la concentración y agregaron: "Los sectores populares deben esperar eternamente una resolución de sus causas ante un aparato judicial que no responde a los requerimientos de la justicia".

Insistieron en que "nunca abandonaron la lucha para que los asesinos de Nino y Sergio cumplan su condena en la cárcel".

Cuestionaron también que "(Martín) Lozada quien se autodefinió como defensor de los Derechos Humanos negoció una pena menor para los asesinos. Pidió la reducción de la pena contra los seis imputados".

Carmen Curaqueo, la madre de Nicolás, observó el acto desde la calle. "Recuerdo tantas cosas pero lo que sobresale es que hoy Nino no está. Hay que vivir con la pérdida de un hijo y ya pasaron 10 años desde que asesinaron a Nino pero nadie está preso", dijo la mujer, al término del encuentro.


Comentarios


Crímenes del Alto: a 10 años de impunidad reiteran el pedido de justicia