Criticado por todos, utilizado siempre, el aparato pesó

Taxis y vehículos particulares ayudaron mucho en una elección dominada por la apatía del electorado. Larreguy dijo que el sector liderado por Carlos Soria y Miguel Pichetto gastó en tres días todo lo invertido por él en seis meses.



La incidencia del aparato electoral del peronismo quedó a la vista en los comicios del Frente para la Victoria.

Taxis, vehículos particulares y combis poblaron los barrios de las principales ciudades durante toda la jornada.

Y después de las 18 los resultados confirmaron las expectativas de quienes más apostaron por el antiguo mecanismo para captar voluntades.

Carlos Larreguy fue directo al momento de reconocer la derrota: "Se invirtió en tres días lo que nosotros manejamos en seis meses de campaña".

El actual diputado también dio datos acerca de que cada auto que se movilizó. Informó que cobraron 100 pesos.

Diego Larreguy, concejal de la comuna roquense, por su parte, dijo en el transcurso de la jornada que "el 'voto llevado' estadísticamente no falla y eso fue lo que vimos durante todo el día".

De hecho, muchos autos particulares con la letra "K" y otros con la "S" acercaban votantes a los distintos lugares de votación. Otros, sin identificación en sus móviles, aparecieron varias veces en el transcurso del día con diferentes acompañantes.

En relación al ambiente que se vivió en Roca, Larreguy aseguró que todo estuvo muy tranquilo, pero enfatizó en que no se esperaba "tanto aparato".

Larreguy, al enterarse de la victoria del cipoleño, afirmó desde su búnker que "ahora el peronismo se quiebra, porque a Arriaga no lo quieren como candidato, pero de esto se dan cuenta después, como reacción. Entonces esos que estaban con el peronismo por nosotros, en octubre se pasan a otras fuerzas".

En Cipolletti, los tres sectores en pugna por una banca en diputados pusieron aparatos de movilización al servicio de sus causas. Pero mucho más el que candidateaba al bahiense, ya hijo adoptivo de la ciudad, Julio Arriaga.

En total -porque nadie dio cifras "oficiales"- este segmento habría colocado en la calle poco más de 120 vehículos, 80 el sindicalismo de Osvaldo Soliz y mucho menos -no más de 30- el de Carlos Larreguy.

Si bien había una base grande, en Bomberos, los sostenedores de Arriaga tenían varios bunkers. En este contexto voceros del arriaguismo malpensaban respecto de que Soliz en especial tenía apoyatura extra, la de varios radicales con sus móviles. Si era así, la esa movilidad no se notó, por lo que todo pareció un ingrediente más de un domingo de elecciones.

Lo cierto es que el ex intendente y actual presidente del Club Cipolletti se impuso con amplitud en su ciudad.

Podían sufragar 36.350 personas, 17.887 hombres y 18.463 mujeres. De ese total, había 29.450 independientes, 3.900 afiliados al Frente Grande y 3.000 al PJ. Votaron 4.370.

Cuando desde el centro de cómputos de los triunfadores se supo la tendencia, poco después de las 18.30, hubo euforia, pero no desmedida, aunque luego la alegría se trasladó al salón de los Bomberos Voluntarios, para el festejo completo.

Una importante movilización signó el trabajo casi "voto a voto" del Frente Grande y del peronismo que candidateaba a Arriaga, con una organización aceitada.

Esta fue la interna más importante en 30 años en la ciudad en cuanto a la cantidad de votantes. Se consideraba "altamente satisfactorio" el caudal de los más de 4.000 ve

cinos que concurrió a las urnas. (AR / AC)

Roca: Conjeturas luego de una victoria con poco margen

ROCA (AR).- La pertenencia de Carlos Larreguy a la ciudad, el desinterés por votar a un candidato de Cipolletti... muchas eran las conjeturas anoche sobre los resultados de la interna del Frente en Roca.

Es que la victoria de Julio Arriaga no fue tan marcada como en otras localidades rionegrinas, ya que sobre un total de 2.903 votantes obtuvo 1.329 votos contra 1.082 a favor de Larreguy. Fue la única de las ciudades grandes en la que Arriaga no superó el 50 por ciento de adhesiones, sino que alcanzó el 46 por ciento.

No obstante, entre los ganadores no había tanto dramatismo. Afirmaban que fue un resultado claro, que consolidó el poder del intendente Soria.

La jornada roquense estuvo pintada con automóviles particulares trasportando votantes, encuestadoras haciendo el boca de urna, varios candidatos saludando a la gente, y pocos interesados en ejercer su derecho constitucional, de hecho el 10 por ciento del padrón general se acercó a las urnas.

Por la mañana, Larreguy y Soria coincidieron en que la regla de oro es "acompañar al que gane", pese a las heridas que se sufren dentro de todo proceso electoral interno.

Soria se acercó a votar a la escuela 133 a las 11 de la mañana, y afirmó que esta interna fue necesaria para demostrar que sus candidatos no "se eligen en una piecita de 2 por 2 como hacen otras fuerzas".

Agregó que obligatoriamente se tiene que acompañar a aquel que gane. "Muchos no lo hacen porque son muy malos perdedores, pero es lo que se debe hacer", dijo.

Una hora más tarde se acercó Larreguy a la escuela 274 acompañado de sus hijos. Allí señaló que "en las internas las bases son las que deciden. Hay que evitar siempre la decisión de las cúpulas dirigentes porque ellas se pueden equivocar, en cambio la definición de la mayoría no genera dudas".

Viedma: Amplia ventaja en la capital

VIEDMA (AV)- Julio Arriaga obtuvo el 54% de los votos en esta capital. Consiguió una significativa ventaja sobre Osvaldo Soliz con un 27% de los sufragios y dejó muy atrás a Carlos Larreguy, quien cosechó apenas un 19%.

Del padrón compuesto por un total de 29.312 personas habilitadas para votar entre afiliados peronistas, del Frente Grande e independientes; solamente concurrió a las urnas el 6,5%.

De los votos disputados, el médico cipoleño consiguió 1.129 contra 563 de Soliz y 413 de Larreguy.

El comicio se desarrolló con absoluta normalidad a excepción de una presentación que formuló el secretario general de los trabajadores legislativos, Alejandro Gatica (segundo de Soliz), quien recurrió 51 votos al haber sido encontrados en distintas urnas con un corte en el vértice derecho inferior. Al respecto, acusó al "kirchnerista" Movimiento Barrios de Pie de haber apelado a ese recurso para controlar a beneficiarios del Plan Jefas y Jefes de Hogar.

Valle Medio: Chimpay fue la sorpresa

Chimpay fue la sorpresa

CHOELE CHOEL (AVM).- Ante un escasísimo número de votantes Julio Arriaga obtuvo una aplastante victoria en Valle Medio. Si algo quedó en claro, más allá de la supremacía en las urnas que logro el ex intendente de Cipolletti fue la apatía generalizada que despertó este escrutinio, que fue seguido sólo con pasión por los punteros que trabajaron para los tres candidatos.

En Pomona, Luis Beltrán, Darwin, Choele Choel, Coronel Belisle; Arriaga superó ampliamente a Carlos Larreguy y Osvaldo Soliz.

Puntualmente en Pomona, los resultados fueron: Julio Arriaga 103 votos, Carlos Larreguy 10 y Soliz 8. En Luis Beltrán Arriaga obtuvo 225 sufragios, contra 24 de Larreguy y 18 de Soliz.

Mientras que en el pueblo ferroviario de Darwin: Arriaga se alzó con 90 votos mientras que Larreguy sacó 21 y Soliz 14.

En Choele Choel, Arriaga contabilizó para su causa 331 votos, en tanto que Larreguy sumó 178 y Soliz 42. Belisle repitió el ganador. Arriaga obtuvo 100 votos, Larreguy 43 y Soliz 13.

Chimpay fue el único que salió fuera de la tendencia: Soliz sacó 62 votos mientras que Arriaga tuvo 46 y Larreguy 21.

Notas asociadas: INTERNAS PARTIDARIAS: Aplastante en las urnas, Arriaga es candidato a diputado del Frente  

Notas asociadas: INTERNAS PARTIDARIAS: Aplastante en las urnas, Arriaga es candidato a diputado del Frente  


Comentarios


Criticado por todos, utilizado siempre, el aparato pesó