Del juez al fiscal en el juicio por el femicidio de Agustina: "Guarde la postura, no se olvide del lugar que ocupa"

El magistrado Marcelo Gómez le llamó la atención al fiscal Jefe Santiago Márquez Gauna. Ayer también habían tenido un cruce.

La satisfacción y la relajación de una buena primera jornada en el juicio por jurados duró un suspiro. La parsimonia del juez Marcelo Gómez se acabó hoy, el segundo día debate, con un serio llamado de atención al fiscal jefe de Cipolletti. “Le pido a usted que guarde la postura, no se olvide del papel que está ocupando. No haga referencia a cuestiones mías o lo que digo o no digo”, le advirtió el magistrado a Santiago Márquez Gauna.


El cortocircuito se inició por una discusión entre la fiscalía y la defensa respecto al interrogatorio que se estaba llevando adelante con un perito en el juicio por jurados por el femicidio de Agustina Atencio. Márquez Gauna pretendía que Juan Coto, representante legal de Ezequiel Rebolledo, no hiciera determinada pregunta. Objetó y el juez Marcelo Gómez resolvió a favor del defensor.


Marquez Gauna y el juez fueron compañeros en el Ministerio Público. No solo eso, el fiscal de este juicio fue jefe de Marcelo Gómez. Pero ahora se invirtieron los roles y el magistrado le puso un punto final a la discusión con un duro corte: "responda la objeción y no se dirija a mí. Le pido a usted que guarde la postura, no se olvide del papel que está ocupando. No haga referencia a cuestiones mías o lo que digo o no digo. Le voy a llamar la atención, le pido por favor que guarde la postura"; indicó Gómez.

El entredicho se dio en el segundo testimonio que se está desarrollando en el juicio por jurado. En la jornada de ayer también hubo un intercambio entre las partes. “Usted está permitiendo una línea de preguntas que no lleva a probar…”, había alcanzado a decir Márquez Gauna antes de recibir la advertencia que puso fin a la discusión.

Todo comenzó cuando el fiscal jefe le solicitó una revocatoria al juez por una pregunta que Juan Manuel Coto le realizó a un perito de criminalística que se encargó de investigar la desaparición de la joven en Catriel, entre finales de febrero y comienzo de marzo del año pasado. Tras la negativa del magistrado Marcelo Gómez, quien no dio lugar al pedido del fiscal, se generó un intercambio.

"Objeción señoría", dijo Márquez Gauna ante una pregunta del defensor. "La teoría del caso de la defensa no gira alrededor de esta situación. La teoría del caso de la defensa es que -Agustina- se ahogó o fue un accidente, explíqueme qué tiene que ver la línea de interrogación de la defensa con esa línea", manifestó el fiscal. Fue ante una consulta de Coto al oficial sobre los rastros de calzados que se hallaron en el lugar donde encontraron el cuerpo de la joven. Coto preguntó si cotejaron esas huellas con las de su cliente, el imputado Exequiel Rebolledo. El reclamo de

Márquez Gauna fue de relevancia, no solo por la teoría de la defensa, sino porque no hay discusión sobre la presencia del imputado en el lugar donde se encontró el cuerpo. "En primer lugar lo que nosotros negamos es que haya un femicidio, por lo tanto estamos descartando todos estos indicios que la fiscalía va poniendo. Como defensor tengo que contradecir la teoría de la fiscalía", lanzó Coto para justificar el interrogatorio.

Gómez no hizo lugar al pedido del fiscal y le permitió la pregunta a la defensa lo que generó un cruce entre los excompañeros: "Lo que voy a resolver es permitirle a la defensa continuar la línea interrogatoria", dijo el juez.

"Está introduciendo una teoría que no trajo la defensa. No confundamos al jurado, si la defensa ya reconoció, en su propia teoría, que Rebolledo fue hasta este lugar con Agustina, qué relevancia tiene después ver si había que probarlo (…). También le estamos haciendo perder el tiempo al jurado”, soltó Márquez Gauna antes del contundente cierre de Marcelo Gómez.


Comentarios


Del juez al fiscal en el juicio por el femicidio de Agustina: «Guarde la postura, no se olvide del lugar que ocupa»