Delia Cancela: arte y feminsimo en el MNBA Neuquén

“Los pies en la tierra, los ojos en el cielo” es la muestra que, desde el viernes pasado, puede verse en el MNBA Neuquén. La artista habló con “Río Negro” antes de su inauguración.



“Estoy muy preocupada por lo que está pasando, estamos todos empezando a tomar conciencia del horror que estamos viviendo y lo que estamos dejando a las generaciones futuras”. Tan cansada por un intenso día de trabajo que está llegando a su fin como entusiasmada por lo que ocurrirá un día después, Delia Cancela (Buenos Aires, 1940) se sienta en el espacio del café del Museo Nacional de Bellas Artes Neuquén, para dialogar con “Río Negro” sobre la muestra inaugurada el viernes pasado, junto con la de Martín Di Girolamo (ver página 31), algo inusual por cierto.
¿Qué la preocupa a sus 80 años a Delia? La violencia de género del último tiempo. Ella, una feminista de la primera época, que se denominó a sí misma, es una artista que siempre habló, a través de su obra, claro, de lo mismo: de la mujer y de lo femenino.

Fotos: gentileza Nahuel Bouso.


La obra incluida en “Los pies en la tierra, los ojos en el cielo”, tal como se llama la muestra especialmente preparada para el museo neuquino y curada por Sofía Torres Kosiba, abarca casi toda su vida, pues incluye dibujos realizados durante su infancia. La muestra incluye cincuenta dibujos y dos videos performances realizados específicamente para esta ocasión. También una serie de obras hechas en tela que remiten a sus años londinenses y neoyorquinos donde se relacionó con la industria de la moda.
Nos dice Delia: “Mi forma de trabajar es siempre la misma, yo dibujo, dibujo, estiro, luego pongo todo en carpetas y cajas. Cuando llega alguien que está interesado en ver lo que estoy haciendo o lo que hice, empiezo sacar y dicen ‘ah! este dibujo!’ (risas) y quizás es un dibujo al que no le di mucha importancia”. De esos dibujos está hecha esta muestra.
Delia Cancela se reconoce como feminista, pero no siempre lo supo. Así lo explica: “Cuando uno comienza no se da cuenta si tiene o no un camino. Después de muchos años, me di cuenta de que mi obra tenía un hilo, había recorrido un determinado camino porque vi siempre estuve hablando de lo mismo, de la mujer. Mis primeras obras eran feministas sin saberlo”.


Formada en artes en las escuelas Manuel Belgrano y Prilidiano Pueyrredón”, en 1969, junto a su pareja Pablo Mesejean se instaló en Nueva York y en Londres después. Allí adquiere un inmediato reconocimiento de parte del mundo de la moda que le permitió publicar en revistas como Vogue, Harper’s Bazaar y Queen.


Aquellos años londinenses y neoyorquinos le mostraron de qué se trataba el feminismo que ella militaba sin saberlo. Nos dice: “Fui feminista sin saber lo que era el feminismo. Hacía collage en los cuales hablaba de la condición femenina y me hacía preguntas de la manera en que se las hacía Alicia, el personaje de Lewis Carroll. Alicia cuestiona todo el tiempo y es lo que yo hago: cuestionar(me) todo el tiempo. En Buenos Aires no conocía otros feministas, otros artistas que hicieran lo que yo hacía. Cuando me fui a Londres y Nueva York supe lo que era el feminismo. Empecé a leer y me di cuenta de que hay una conciencia feminista en mi y en mi obra desde el principio”.
La charla llega a su fin y Delia se despide como empezó pero, ahora sí, explícita: “Los asesinatos, las violaciones, no permitir el aborto… ¿En qué lugar sigue estando la mujer? Es terrible”.

Hasta el 20 de noviembre, la muestra “Los pies en la tierra, los ojos en el cielo”, puede visitarse de martes a sábados, con entrada libre y gratuita.


Comentarios


Delia Cancela: arte y feminsimo en el MNBA Neuquén