Demoran las obras y el Este de Bariloche sufre la falta de agua

Vecinos del este de la ciudad cuestionan la tardanza en los trabajos. La Provincia asegura que se avanza.



“Cada verano la pasamos mal. Estamos cansados de los pedidos para que los vecinos se sacrifiquen y cuiden en extremo el agua. No importa qué hagamos: cada vez tenemos menos caudal de agua”. El presidente de la junta vecinal del barrio Las Victorias, Alejandro Bazán, arremetió una vez más contra el gobierno provincial por la escasez de agua en el sector este de la ciudad que afecta a unas 1375 familias en un solo barrio.

El enojo se reavivó a meses del comienzo de la obra del acueducto de 2 kilómetros para captar agua en los manantiales del arroyo Ñireco y la cisterna para almacenar 500 m³ de agua que lleva adelante la empresa Check Full Group SRL.

“En agosto nos dijeron que esa obra arrancaba una vez que pasara la veda climática y el titular de ARSA nos aseguró que en febrero ya estaría finalizada. La obra estaba avanzada en un 90% porque ese acueducto lo financió el gobierno nacional, frenaron la obra 4 años atrás y la provincia tomó la obra”, indicó Bazán.

Todos los veranos la pasamos mal. Esta obra es una solución para los próximos 5 o 10 años. El Este sigue poblándose y el causal no va a alcanzar".

Alejandro Bazán, presidente de la Junta Vecinal Las Victorias.

Diego Iraola, delegado de Obras Públicas de Río Negro en la Zona Andina, reconoció que con la extensión de la veda climática, la obra se inició recién en noviembre. “El compromiso es terminar antes del invierno con todo lo que es cañería y en el 2020, tener a disposición esos 500 mil litros de agua”, destacó. Advirtió también que “el plazo teórico para terminar la cisterna es en mayo. Parte de la cañería ya está enterrada; el lunes vamos a hormigonar (sería la última parte de la tabiquería). Faltan las estaciones de bombeo para impulsar hacia el tanque y la de distribución para salir del tanque hacia el barrio”.

La explicación no conformó a los dirigentes vecinales. Bazán objetó que “la cañería que viene de la toma de los manantiales ya está hecha. Esta la certificación de obra. Llega hasta Esandi pero todavía resta hacer el cruce por la avenida Esandi y llegar hasta La Paloma. La obra está demorada y no entienden que la problemática la tenemos ahora”.

Gabino Barreto, delegado de Arsa en Bariloche, cuestionó que. “Hay un exceso de consumo. Mucha gente riega en horarios que no debería. La tarifa mínima es de 30 m³ bimestrales que da a razón de 500 litros diarios (por familia). En Las Victorias, están a razón de 46 m³”, señaló.


Comentarios


Demoran las obras y el Este de Bariloche sufre la falta de agua