Bogado hizo un gol para Platense pero lo echaron por sacarse la camiseta

El Calamar es puntero momentáneo de la Liga Profesional tras la victoria sobre Central Córdoba.





En el comienzo de la novena fecha de la Liga Profesional, se mantiene la tendencia. Equipos que se armaron para mantener la categoría pelean arriba gracias a su gran cosecha de puntos. Uno de ellos es Platense, que pasó momentáneamente a lo más alto con su victoria 2 a 0 sobre Central Córdoba en Vicente López.

Los dirigidos por Omar De Felippe se pusieron al frente a los 37′ del primer tiempo mediante una de sus tantas incorporaciones para este certamen. Vicente Taborda, cuyo pase pertenece a Boca, anticipó tras una pelota parada y abrió la cuenta contra el equipo de Santiago del Estero.

Cuando el expreso iba por el empate, Deian Verón, el hijo de la Bruja, que venía de meter un golazo la fecha pasada, fue expulsado sobre los 91′. Pero la particularidad única se dio cuando Mauro Bogado liquidó el pleito en el minuto 97 con un remate desde afuera.

El volante de Platense sentenció la historia, pero en el festejo se sacó la camiseta y el árbitro Patricio Loustau le mostró la segunda amarilla y consecuente roja.

Más allá de ese hecho, el Calamar festejó una nueva victoria que lo puso, al menos por un rato, como único puntero de la Liga Profesional.

A la misma hora, Colón dejó pasar una gran chance de recuperarse en casa e igualó 1 a 1 contra Aldosivi en el Cementerio de los Elefantes. El Sabalero ganaba por el gol de Wanchope Ábila a los 9’, pero la roja a Paolo Goltz (18’) condicionó al Sabalero. Sergio Rondina tuvo que sacar prematuramente a Luis Miguel Rodríguez y su equipo resignó el ataque muy temprano.

El Tiburón lo fue a buscar hasta que Leandro Maciel igualó para Aldosivi (54’) que estuvo más cerca de ganarlo. Fue 1 a 1 en Santa Fe.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Bogado hizo un gol para Platense pero lo echaron por sacarse la camiseta