Los presidentes de Vélez y Talleres se acusaron mutuamente por los incidentes en las tribunas

Sergio Rapisarda y Andrés Fassi realizaron duras declaraciones después de los enfrentamientos entre las dos hinchadas en Liniers por la Copa Libertadores.





Andrés Fassi, presidente de Talleres de Córdoba, responsabilizó a su par de Vélez, Sergio Rapisarda, por los incidentes que se produjeron en el partido de la Copa Libertadores jugado en Liniers y el titular del Fortín le respondió con dureza. Además, el ministerio de seguridad confirmó que no habrá visitantes en la vuelta.

«El problema no fue con la gente que fue camuflada. Nos dieron 350 lugares para la comisión directiva y familiares y no hubo seguridad. Liberaron a la barra que pasaron seis o siete controles para llegar ahí. Fue una masacre«, relató Fassi en diálogo con Cadena 3 de Rosario.

«Tomaremos medidas muy drásticas. Es increíble que una enorme institución como Vélez esté manejada por un dirigente inepto, mentiroso y falso», apuntó en alusión a Rapisarda. Además, Fassi confirmó que hay personas hospitalizadas y que después del partido habló con el presidente del Fortín, quien le pidió disculpas por lo sucedido.

«Los daños y perjuicios fueron monstruosos. Tendrá que dar explicaciones en Conmebol. La policía liberó la entrada de los barras que le pegaron a todos. Esto fue premeditado. Había un codo sin gente», sostuvo.

Por su parte, el Ministerio de Seguridad de Córdoba confirmó que no habrá hinchas visitantes en el estadio Mario Alberto Kempes para la revancha en la que Vélez tiene la ventaja tras haber ganado 3 a 2.

Más tarde, Rapisarda salió a contestarle a Fassi y dijo que «fuimos muy claros con él y su gente. Lo comprendí y le pedí disculpas, algo no se hizo bien. Son muy gruesas sus palabras de Fassi, esto lo voy a aclarar con él de otra manera, no en los medios»


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los presidentes de Vélez y Talleres se acusaron mutuamente por los incidentes en las tribunas