Descomprimen el Penal 3 de Bariloche

Diez internos accedieron a la libertad condicional o fueron enviados a sus domicilios por motivos de salud.




Diez internos que cumplían condena en el Penal 3 de esta ciudad accedieron al beneficio de la libertad condicional con pautas sanitarias. Otros fueron enviados a sus domicilios por motivos de salud.

La información fue brindada por la  jueza de Ejecución Penal de Bariloche, Sandra Ragusa.  Explicó que se analiza caso por caso la situación de otros 20 internos y se revisan los beneficios que les corresponden a internos y la modalidad especial de la domiciliaria para la ejecución de la condena.

Desde que empezó la pandemia son diez personas. Algunos estaban para recibir libertad condicional y se les concedió al evaluar que cumplían con los requisitos”, comunicó.

Ragusa comentó que hubo una persona que estaba por obtener su libertad condicional el 30 de abril “y se le otorgó el viernes”.

El Comité Especial para el abordaje del covid-19 para personas privadas de la libertad había advertido de la superpoblación en las cárceles de la provincia.

La situación impide cumplir con la medida preventiva del distanciamiento entre los internos para evitar el posible contagio.

Desde ese comité encomendaron al Ministerio Público que establezcan criterios comunes a fin de examinar cada caso, que permita bajar el nivel de tensión en las unidades penitenciarias de la provincia.

Por eso, el Procurador del Poder Judicial, Jorge Crespo, instruyó a fiscales y defensores oficiales de Río Negro que analicen cada caso para descomprimir la población de los penales.

En el penal de Bariloche hubo una agente penitenciaria que contrajo la enfermedad del covid-19, lo que obligó esta semana a aislar al personal y a dos mujeres que cumplen condena.

Ragusa dijo que en el penal local se “trabaja con los protocolos del Ministerio de Seguridad”.

Aclaró que a dos personas condenadas les correspondía el beneficio de la libertad condicional, sin el monitoreo permanente de una pulsera electrónica. “Y en esos casos se los sacó del penal sin pulseras, como si se los hubiera sacado en condiciones normales, con pautas sanitarias; esto es, respetar la cuarentena, la higiene, el uso del barbijo, y la prohibición de circular”, manifestó la jueza.

“A otros sí se los sacó con prisión domiciliaria por condiciones de salud”, manifestó. Se trata de personas que todavía no podían acceder a algún beneficio de los que contempla la ley de ejecución de la condena, pero por razones de salud se les concedió esa modalidad.


Comentarios


Descomprimen el Penal 3 de Bariloche