Desierto y Agua llega con su fusión de electrónica andina a Neuquén

El dúo de Buenos Aires tocará el jueves a las 22 en el bar en Río Negro 2291, y el viernes a la medianoche en el de Elordi 45; ambos en Neuquén.



Andrea Feiguin y Dany Riaño, integran el dúo de “música electrónica chamánica” Desierto y Agua.

Andrea Feiguin y Dany Riaño, integran el dúo de “música electrónica chamánica” Desierto y Agua.

Desierto y agua; música andina y electrónica. Parecen opuestos pero en realidad no son tan opuestos. Así lo piensa el dúo de Buenos Aires que este fin de semana estará tocando en la capital neuquina.

“Desierto y agua”, es un proyecto musical que nació en formato solista de la mano de Dany Riaño, que después mutó a banda de rock con instrumentos andinos y que desde 2016 es un dúo de “música electrónica chamánica”, como le gusta llamarla a Andrea Feiguin, la otra integrante del grupo.

“Es un invento lo que hacemos, a veces es difícil que le pongamos un nombre. Yo le puse música electrónica chamánica, porque yo en escena me siento como una chamana que transmite cosas y trato que las cosas que se transmiten sean positivas , llenar al público de luz, de amor y que se diviertan, sobre todo”, contó ella en diálogo con Río Negro.

Lo cierto es que lo que hacen, musicalmente hablando, es una fusión de música electrónica -en todas sus facetas- con instrumentos andinos, ancestrales.

“Nuestros shows en vivo son una fusión de analógico con computadora, con instrumento real, con voz y cada tema surge de una forma diferente. Hay veces que yo compongo alguna letra y a partir de ahí empezamos a meterle los sonidos. Y otras que Dany arma bases y a partir de esas bases vamos jugando mil horas”, confió Andrea sobre el proceso de composición de los temas que lleva el dúo a escena hace unos cuatro años.

Su paso por Neuquén será completo. Es que el jueves ofrecerán un show más familiar, con muchas propuestas “down tempo” y el viernes intentarán que el bar sea una fiesta al ritmo de lo mejor de la cumbia electrónica. Sin embargo ambos tendrán esa cuota de fusión que tanto los caracteriza.

Pero hay algo más que los hace, casi, únicos. El dúo de Buenos Aires propone una puesta es escena bien trabajada para que todo no sea sólo música.

“Lo que hacemos es muy diferente. Visualmente tenemos una puesta en escena medio performática, usamos máscaras”, contó la integrante femenina del grupo.

Los músicos que integran Desierto y Agua unen en sus temas lo analógico con la computadora.

Y detalló: “Usamos unas máscaras de bronce con las que nos dicen ‘Los guerreros de la electrónica’, son como medio futuristas y después también usamos unas máscaras de cuero que son de cóndor y serpiente, como parte de la trilogía de la cosmovisión andina, de la cosmovisión inca, sobre todo, integrada por la serpiente, el cóndor y el puma. En los shows lo que proponemos es que el puma sea el público”.

Sobre el fin de la semana, los neuquinos y aledaños, tendrán la oportunidad de ser pumas y disfrutar de la fusión que propone el dúo en sus dos versiones: bailable y familiar.

Las fechas en la capital neuquina


El jueves, en el bar de Río Negro 2291, a las 22, con entrada gratis.

El viernes, a medianoche en el bar de Elordi 45, entrada gratis.


Comentarios


Desierto y Agua llega con su fusión de electrónica andina a Neuquén