Detectives privados, especialistas en infidelidades

Además de parejas investigan a “viejos amores”.



#

Archivo

NEUQUÉN (AN).- Hay un dicho popular que asegura que “de la muerte y los cuernos no se salva nadie” y tal vez sea esa constante el motivo por el cual desde hace un tiempo trabajan en la región un grupo de investigadores privados. Sin la pipa de Sherlock Holmes, ni el “zapatófono” del Súper Agente 86, pero nutridos con los últimos avances tecnológicos, estos detectives ponen la infidelidad bajo la lupa.

Si bien el surgimiento de detectives privados e incluso de agencias dedicadas a las investigaciones tiene en ciudades como Buenos Aires más de una década de historia, en la región el auge poblacional iniciado con este siglo e impulsado por el desarrollo de la actividad petrolera fueron el atractivo para que algunos investigadores de Buenos Aires extendieran su área de trabajo hasta esta ciudad, y a partir de esos casos otros los imitaran radicándose en la zona.

Desde hace algunos meses los anuncios publicitarios para contratar detectives saltaron de las páginas web gratuitas a los clasificados de este mismo medio, ofreciendo un servicio que según aseguran los investigadores se centra principalmente en el análisis de sospechas de infidelidad.

“La gran mayoría de los trabajos son por infidelidad, luego hay algunos casos en los que se investiga a una persona por cuestiones laborales o comerciales a pedido de una empresa y por último la averiguación del paradero de un pariente o un viejo amor”, aseguró Alan de la agencia “El detective privado” en diálogo con “Río Negro”.

Mientras Alan señaló que “hay trabajo, pero tiene períodos. La mayoría consulta cerca del verano y casi nadie en la época de fiestas”, también advirtió que no es un servicio económico “en Buenos Aires un seguimiento de una semana cuesta unos 1.500 pesos y en Neuquén, si se contrata a alguien de afuera, hay que sumarle los viáticos”. A la hora de contratar un detective los hombres encabezan la nómina.

Ellas no se equivocan

Alan advierte que “los hombres a veces creen que su mujer los está engañando y no es así y si efectivamente lo engaña ya era muy obvio, pero las mujeres que piden una investigación casi nunca se equivocan, es como si tuvieran un sexto sentido o los hombres infieles fueran más descuidados”.

Los pedidos de investigaciones y sus resultados son de lo más variado. Sin contar los casos de infidelidad el resto de las consultas van desde investigar si un empleado roba o pasa información a otra empresa, hasta incluso comprobar que miente sobre una enfermedad por la que tiene licencia.

“Entre los resultados hay de todo, generalmente los amantes son compañeros de trabajo, pero también me he encontrado con cuñados y amigos de quien pidió la investigación”, aseguró Alan quien trabajó por primera vez en Neuquén siguiendo a una persona que cuestiones laborales pasaba medio tiempo en esta ciudad y medio tiempo en Buenos Aires.

“Mientras más crezca la zona más trabajo habrá, porque las trampas dependen en gran parte del anonimato de una gran ciudad”, advirtió el investigador en coincidencia con los detectives radicados en la zona quienes prestan servicios desde San Carlos de Bariloche hasta Villa Regina, haciendo gran énfasis en esta ciudad.

Los investigadores dicen que hay empresas que contratan sus servicios para hacer seguimientos por cuestiones laborales.

Victoria terzaghi

victoriat@rionegro.com.ar


Comentarios


Detectives privados, especialistas en infidelidades