Detienen a un hombre con pedido de captura por abigeato

Ocurrió a cinco kilómetros de Viedma sobre la ruta provincial N° 1. En otros operativos secuestraron armas y carne en la zona de Idevi.

El abigeato en los campos de la región es una preocupación permanente entre los productores que reclamaron a las autoridades provinciales acciones para evitar que continúen las pérdidas y que se profundice el riesgo para la salud de la población y para el estatus sanitario en el norte de la Patagonia.

El presidente de la Federación de Sociedades Rurales de Río Negro, Marcelo Casagrande, consideró que el abigeato está inmerso en la situación que vive el país, con una degradación de valores y del respeto por el otro y la propiedad ajena.

Informó en declaraciones a Radio Nacional que por esa problemática mantuvieron reuniones con la policía para poner todos los recursos para que sea lo menos dramático y doloroso para los productores. No obstante, indicó que “no depende de la buena predisposición de los ganaderos ni de la policía sino también de la justicia que a veces no funciona como debería”.

Destacó que el abigeato implica riesgo sanitario y no solamente pérdidas económicas. La carne faenada clandestinamente no tiene controles, no se respeta la cadena de frío, puede estar contaminada y además en muchos casos están bajo tratamiento veterinario y puede tener contraindicaciones para el consumo humano.

Por su parte, el jefe de la Unidad Regional Primera de la Policía de Río Negro, Osvaldo Tellería participó de la reunión con referentes de la Sociedad Rural, autoridades municipales, judiciales y provinciales, referida a la situación preocupante del incremento del abigeato.

“No sólo inquieta el cuatrerismo sino también la caza furtiva”, sostuvo el jefe de la Unidad Regional Primera de la Policía, Osvaldo Tellería.

Agregó que “en determinados momentos del año suele haber un incremento que puede tener que ver con la situación climática”. Aclaró que no posee las estadísticas concretas pero reconoció que hubo hechos que generaron preocupación en los ganaderos.

El jefe policial explicó la función de la Brigada Rural y los recursos materiales con los que cuenta. Dijo que se debe trabajar en conjunto con el cuerpo de Seguridad Vial y el resto de las unidades de orden público, pero el control no es exclusivo de la Brigada Rural.

Finalmente, el médico veterinario de Senasa, Leandro Celestre explicó cómo fue el operativo en el que se recuperaron animales provenientes de La Adela hasta Río Negro, donde además se pudo identificar a los autores y multarlos por más de un millón de pesos, tal como informó “Río Negro” días atrás.

“Senasa pudo determinar responsabilidades”, dijo el referente sanitario quien agregó que toda la documentación fue remitida a la Justicia.

Indicó que las personas involucradas están vinculadas al ámbito ganadero y aclaró que aunque Senasa recomendó la faena sanitaria del ganado, la justicia ordenó la restitución a su propietaria en La Adela.


Un hombre de 27 años fue detenido en la mañana de hoy cuando circulaba a bordo de un vehículo por la Ruta Provincial Nº 1 a la altura del km 5. Al identificarlo constataron que tenia pedido de captura solicitado por el Juzgado de Instrucción Nº 4 de esta ciudad, por tratarse de una causa por abigeato según confirmaron desde el tribunal.

El personal del Área Judicial e investigaciones que realizaba tareas investigativas sobre la Ruta Provincial Nº 1 procedió a detener la marcha del Fiat Uno. Luego de solicitar la documentación al conductor se tomó conocimiento que se trataba de un sujeto que estaba siendo intensamente buscado.

En otros operativos secuestran armas y carne en la zona del Idevi

También en la jornada, personal de Seguridad Vial secuestro carne porcina en la zona de Idevi que estaba siendo trasladada en una Chevrolet S10, desde San Javier hacia Viedma, sin tener la habilitación para el transporte de alimentos. Los efectivos le dieron intervención a Bromatología del Municipio de Viedma.

Simultáneamente, sobre el puesto de control en la ex Ruta Nacional N° 3 incautaron dos chanchos jabalíes faenados que eran transportados en la caja de una camioneta Ford Ranger. Además, el hombre asumió que llevaba dos armas de fuego, un arma larga y una pistola bersa calibre 40 junto a la documentación, aunque el permiso de caza estaba vencido y se procedió al decomiso.

Los intensos operativos se enmarcan en la reunión que mantuvo la Unidad Regional I, la Brigada Rural, el Cuerpo de Seguridad Vial y efectivos de las comisarías 41 y 39, junto a integrantes del Municipio, la Sociedad Rural y de Fauna para implementar medidas de control en todos los puntos de acceso a la ciudad.

La intención es contrarrestar los delitos como el abigeato, la faena clandestina y la caza furtiva; situaciones que fueron reclamadas desde hace tiempo y en varias oportunidades, por los productores del Idevi.


Comentarios


El abigeato provoca inquietud entre los productores