Di Tella: su experiencia con el covid y los planes para Cipolletti

El intendente detalló los proyectos que tiene para la ciudad. Además, relató su dura experiencia con la pandemia. “Solo los que estamos en la función pública sabemos lo que vivimos”.





Acordate que está el superclásico”; le dice Claudio di Tella a su jefe de prensa mientras terminan de definir los detalles del festejo por el aniversario 118 de Cipolletti que se conmemora hoy. El intendente cipoleño, en su oficina del cuarto piso del edificio municipal, ríe más que en 2020 cuando la primera ola de coronavirus ponía en jaque la estructura sanitaria de la región. Si bien hoy la situación es otra, el médico sostiene que el gran desafío de la gestión pública es resolver crisis económica.

En entrevista con Río Negro, aseguró que lo peor pasó, pero que la pandemia todavía no termina y que es necesario continuar con los cuidados. Como muchos cipoleños, Di Tella tuvo una propia experiencia personal con el virus.

La pandemia recién asomaba en Cipolletti, y la crisis sanitaria trepaba con cierta indiferencia en los medios de comunicación, cuando el intendente se sometió al primer hisopado para saber si tenía covid.


Dio negativo, como casi todos los test que se realizó desde la irrupción del coronavirus en marzo de 2020. Calcula que fueron 15. El primero fue en marzo, días antes de que el presidente Alberto Fernández decretara el inicio de las restricciones a circular, entre otras medidas para retrasar la circulación comunitaria del virus.


El intendente pensó en el peor desenlace y por eso mientras esperaba los resultados, en ese momento tardaban 24 horas en el mejor de los casos, hizo la división de bienes para su familia. En las vísperas del aniversario 118 de la ciudad, sentado en su despacho, lo recuerda con cierta gracia, como se recuerdan experiencias difíciles con finales felices.

El último test que se realizó, en mayo de este año, le dio positivo. Fue días después de recibir la primera vacuna. “Estuve algunos días mal, con fiebre pero por suerte no necesité internación”, detalló.


El semblante de Di Tella es otro al de hace algunos meses atrás cuando la segunda ola volvió a azotar a la región, poner en jaque el sistema sanitario y revivir el descontento de una sociedad atravesada por una crisis económica que aún azota a gran parte de la población.  


Se ríe más y se entusiasma con profundizar los proyecto que prometió en campaña, pero también se acuerda con menos gracias de duros momentos que pasó en los últimos 18 meses. “Fueron momentos muy duros, mi teléfono sonaba todo el tiempo de gente pidiendo ayuda porque se le morían los familiares, fue muy duro, porque para algunas necesidades no las podía resolver”, contó el médico.


Solo los que estamos en la función pública sabemos lo que tuvimos que vivir todo este tiempo. Vivimos cosas muy duras, pero estamos saliendo adelante. Y si bien todo está mejorando, la pandemia no terminó y tenemos que seguir cuidándonos y siendo conscientes que la pandemia no tiene una fecha de caducidad”, manifestó Di Tella.


Aperturista



Di Tella se autodefine como uno de los intendentes más aperturistas en Río Negro
durante los meses de mayor restricción y aseguró que a pesar de las dificultades que generó la pandemia se concretaron el 50% de los proyectos que se planificaron.  


De todos los compromisos que hicimos antes de la campaña, llevamos casi un 50% de los compromisos asumidos pese a la pandemia. El resto, casi 48% en proceso de ejecución. Nos estarían faltando 2 o 3 puntos que todavía no podemos empezar a formalizar, entre ellos la licitación del transporte público. No podemos hacerlo en este escenario que hasta hace 30 días solo permitiría el 50 por ciento de aforo”, explicó el extitular del IPROSS.


Destacó que se iniciará con un ambicioso proceso de asfalto, el paseo sustentable de la calle Alem que formará parte del recorrido de la bicisenda urbana, el asfalto de la Maestro Espinosa. Además, Di Tella enfatizó lo que prometió hace un año, en el aniversario 117 de mirar a Cipolletti de cara al río.

“De todos los anuncios que hicimos durante de la campaña de elecciones en 2019, llevamos casi un 50% de los compromisos asumidos pese a la pandemia”.

Claudio Di Tella, intendente de Cipolletti.


“Estamos a días de la inauguración de la planta de tratamiento de residuos cloacales . Dijimos que vinimos a pensar un Cipolletti de cara al río y lo estamos haciendo. Generamos un ente municipal para coordinar las actividades recreativas para que la intendencia que venga no cambie esa postura. Somos el municipio que más viviendas vamos a licitar en la provincia”, aseguró el médico.


Otro de los ejes que siempre están en la agenda pública es la situación de los asentamientos en la ciudad. “Desde que empezamos la gestión ya iniciamos la regularización de seis barrios populares con los que todavía no se había comenzado a trabajar desde el Estado”, contó Di Tella. Precisó que en los próximos días comenzará a trabajar con los módulos del barrio El Espejo.

Di Tella en su oficina del cuarto piso del edificio municipal. (Florencia Salto)

“Sería una irresponsabilidad hablar de candidaturas para 2023”


El intendente Claudio Di Tella evitó hacer proyecciones de cara a las elecciones municipales de 2023. Sobre una posible candidatura a la reelección, el médico aseguró que “no es tiempo de pensar en candidaturas” pero aseguró que serán una decisión personal. “Para hablar de candidaturas falta un montón, sería un irresponsable hablar de eso hoy”.


Está claro que es una decisión que voy a tomar yo, pero no es el momento de hablar de candidaturas. Aparte la sociedad lo que menos quiere escuchar es eso, necesita que haya soluciones desde el Estado”.

Di Tella reconoció que desde su entorno no esta muy entusiasmado de que vuelva a candidatearse, pero que lo evaluará el año que viene. “El desafío en su momento fue ser intendente de Cipolletti, y de un lugar que era difícil ganar una elección y sin embargo la gané.

Después pasó lo que pasó. Las intendencias tienen una intensidad que no sé cuántos cargos del Ejecutivo la tienen. El desafió es tratar de recuperar el tiempo que se perdió y cumplir con los compromisos con los que nos comprometimos”, señaló.

El extitular del IPROSS contó que vivió momentos “muy duros” en estos casi dos años de gestión. Además de padecer un multitudinario reclamo en la puerta de su casa en agosto del año pasado, cuando la gobernadora Arabela Carreras anunciaba que volvían a Fase 1 -luego tuvo que dar marcha atrás- hasta amenazas telefónicas.

«Claro que me molestó porque no era la forma de reclamar. Aparte yo tenía decisión tomada, yo no estaba de acuerdo con volver a cerrar, por eso digo que fui uno de los intendentes más aperturistas”, cerró.


Comentarios


Seguí Leyendo

Di Tella: su experiencia con el covid y los planes para Cipolletti