Día Nacional de la lucha contra el Grooming: qué es y cómo prevenirlo

Se trata del contacto que realiza un adulto, mayormente en internet, con el propósito de cometer un delito contra la integridad sexual de un menor.



#

Foto: archivo

GsY1kb5LgHU

La presunción de un caso de acoso sexual por vía virtual contra un niño es una situación “angustiante” para la que ningún padre está preparado y, según los especialistas, se debe actuar con cuidado para proteger a la víctima y conseguir un accionar eficiente por parte de la justicia.

Por ello es fundamental preservar los contenidos tecnológicos que servirán como prueba en la investigación. “Por más que la persona este angustiada, no hay borrar ninguna foto, video, conversación o contenido, por más desagradable que sea. Uno entiende que puede ser perturbador para un padre tener que enfrentar esa situación”, sostienen los especialistas.

El grooming es el término con el que se conoce al contacto que realiza un adulto a través de la red con el propósito de cometer un delito contra la integridad sexual de un menor, una conducta perseguida por la ley argentina.

Desde el punto de vista técnico, existen mecanismos para rescatar algunos archivos borrados, pero son complejos y muchas veces no logran recuperar todo el contenido eliminado. No se debe bloquear o eliminar al contacto hasta que se realiza la denuncia efectiva “porque ese material se va a constituir como prueba”.

Además, resulta vital el acompañamiento a las víctimas y si bien una acción típica y hasta entendible por parte de muchos padres es restringir el uso de tecnología a los chicos, se debe entender que ellos son nativos digitales, internet es su lugar de socialización.

¿Qué es el grooming?

Se llama grooming a la acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un niño, niña o adolescente mediante el uso de Internet, a través de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos (redes sociales, páginas web, aplicaciones de mensajerías como whatsapp, etc.)

Los adultos que realizan grooming suelen generar un perfil falso en una red social, sala de chat, etc., haciéndose pasar por un chico o una chica, buscando generar una relación de confianza con el niño o niña a quien quieren acosar.

¿Cómo actúan los acosadores?

Para iniciar la relación se hacen pasar por un menor de edad falsificando la identidad. Aprovechan la información que los chicos comparten sobre sus gustos y preferencias en las redes sociales y/o servicios de mensajería instantánea, y así aceleran y afianzan la confianza.

Dan comienzo a una supuesta amistad. Esto generalmente incluye con frecuencia confesiones personales e íntimas entre el niño, niña o joven y el acosador. De esta forma empieza a consolidarse la confianza entre ellos.

Utilizan el tiempo para fortalecer el vínculo. Este lapso varía según los casos: el acosador puede lograr su objetivo en una conversación, en meses o incluso en años. El tiempo transcurrido hace que el niño, niña o adolescente se olvide o deje de tener presente que hay un desconocido del otro lado y pase a considerarlo un amigo.

El objetivo final de este acercamiento es de carácter sexual. Comienzan con el pedido de grabación de imágenes o toma de fotografías. En los casos más extremos empiezan a buscar un encuentro físico, valiéndose de la confianza generada o manipulando con la difusión de las imágenes obtenidas.

¿Cómo hablar del grooming?

– Se debe inculcar un uso responsable de internet y de las redes sociales. Brindar información sobre los riesgos y aclarar cómo funcionan las herramientas de protección.

– Explicar que no deben compartir claves, información o imágenes comprometedoras por medios electrónicos, porque lo que se sube a internet no se borra nunca.

– Configurar juntos las opciones de privacidad en las redes sociales para determinar qué información será accesible para los demás, evitando usar sus nombres completos y datos personales.

– Conversar con los menores sobre el concepto de privacidad y generar un pensamiento crítico a la hora de publicar información o imágenes en las redes.

Prestar atención a los cambios de conducta o humor de tu hijo/a.

– Según la edad, definir hábitos de uso de redes e internet, con diferentes niveles de participación y acompañamiento.

Generar puntos de encuentro relacionados con las redes o sitios de internet. El diálogo y la confianza con los chicos siempre es lo más importante.

¿Qué hacer si pasa?

– Hablar con la víctima, acompañarla sin culparla ni cuestionarla.

No borrar ningún contenido de la computadora o teléfono celular.

No denunciar al perfil acosador en la red social o plataforma web.

No amenazar, increpar o iniciar una conversación con el abusador.

Para información, asesoramiento y/o denuncias, llamá al 134.

Datos

Para información, asesoramiento y/o denuncias, llamá al 134.

Comentarios


Día Nacional de la lucha contra el Grooming: qué es y cómo prevenirlo