Dietrich negó recortes en el subsidio al transporte

El ministro de Transporte de la Nación dijo que no eliminaron recursos sino que los transfirieron a las provincias. Adelantó que otras ciudades tendrán aportes nacionales, además de Bariloche.



El ministro Guillermo Dietrich estuvo este miércoles en Bariloche. (Foto: Alfredo Leiva)

El ministro Guillermo Dietrich estuvo este miércoles en Bariloche. (Foto: Alfredo Leiva)

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, defendió ayer en Bariloche el nuevo esquema de subsidios aplicado sobre el transporte urbano y dijo que la decisión de la Nación no fue la de recortar aportes sino “federalizar” el sistema en favor de las provincias.

Dietrich dijo que el objetivo de la polémica medida, que acaparó buena parte de las discusiones por el presupuesto nacional 2019, se inscribe en “la búsqueda de equilibrio de las cuentas públicas” y que la idea fue avanzar “hacia la transferencia del manejo total del sistema de transporte a las jurisdicciones provinciales y municipales”.

En el caso de Bariloche los subsidios nacionales rondaron el año pasado los 170 millones, pero desaparecieron a partir del 1 de enero. Según el ministro, la ayuda sólo cambió de formato porque “se crearon los fondos necesarios para que las provincias puedan asumir esa responsabilidad”.

Este diario le pidió luego más precisiones y Dietrich aseguró que “no hubo ahorro” para las arcas nacionales sino una “redefinición del presupuesto”. Ante otra pregunta que hizo referencia a la “quita de subsidios”, Dietrich insistió en que “no se quitaron subsidios, se cambió la forma de articulación”.

En los hechos la provincia sólo asumió el compromiso de reemplazar el 50% de los aportes que antes aseguraba la Nación. El municipio aporta otro 15% y Dietrich firmó ayer con el intendente Gennuso el convenio por el cual la Nación aportará 34 millones a lo largo de 2019, la quinta parte de lo que transfería hasta el año pasado.

Según explicó el ministro, ese dinero saldrá del fondo especial que se creó en el presupuesto para cubrir la demanda de los sistemas de transporte municipales. “Se generaron dos fondos: uno es para los municipios que no tienen SUBE –señaló el ministro– y el otro para desequilibrios y situaciones financieras puntuales, como es el caso de Bariloche”.

Señaló que esta ciudad es la tercera que firma un convenio de ese tipo. La semana pasada comprometieron asistencias similares para Santa Fe y para San Luis.

Dietrich refirió que el aporte de 34 millones para Bariloche fue asignado luego de evaluar “la importancia y las particularidades” del transporte en esta ciudad. Consideró que esa ayuda “va a contribuir a que los problemas se resuelvan”.

Agregó que al margen de esa suma Bariloche también recibirá de la Nación otros 50 millones que corresponden a la “tarifa social” y compensa los boletos al 55% que pagan jubilados, trabajadores de servicio doméstico, beneficiarios de la AUH y excombatientes.

Gennuso dijo que el transporte local atraviesa una fuerte crisis y anunció que el siguiente paso será la “reconversión” del contrato con la empresa Mi Bus. “Nos está costando un poco esto del cambio del subsidio”, admitió el intendente, quien evitó cualquier alusión a quitas o recortes.

Aunque luego sugirió que el “federalismo” del que habla el gobierno nacional no se cumple del todo porque “en Capital Federal y el conurbano el boleto cuesta bastante menos. Y no es sólo por la mejor relación pasajero kilómetro, sino porque tienen otro volumen de subsidios canalizados a través de la provincia y la ciudad”.


Comentarios


Dietrich negó recortes en el subsidio al transporte