Diez películas eróticas que le hacen sombra a Grey

<i>Ahora que ya está en las pantallas “Cincuentas sombras de Grey” y que ha despertado algo de polémica, bien vale recordar las películas que, sin tanto marketing alrededor, se transformaron en clásicos del cine por su altísima carga de sensualidad.</i>



#

Maggie Gyllenhaal en el papel de la secretaria del título

CINE

1.- Secretaria: Esta película que ganó el premio especial del jurado en el Festival de Sundace por su “originalidad” es algo así como la versión “indie” de las “Cincuenta sombras de Grey” (además de que el personaje principal se apellida Grey). Con toques de humor -negro por cierto- combina una historia romántica con trasfondo sadomasoquista. Maggie Gyllenhaal es aquí una una joven recién salida de una institución mental, que intenta rehacer su vida y encuentra un trabajo de secretaria el estudio de abogados de E. Edward Grey (James Spader). Y es justamente con él con el que iniciará una relación bastante particular.

2.- Henry y June: Esta película marcó un antes y un después en las calificaciones. Hasta ese momento, estaban las películas X y las permitidas. Pues esta historia filmada por Philip Kauffman y basada en los diarios íntimos de Anaïs Nin sobre las relaciones con el escritor Henry Miller no parecían ni una cosa ni la otra. Ni era pornografía ni era apta para todos. Así que la Motion Picture Asociation of America (MPAA), inventó la NC-17: que es algo así como no adecuada para menores pero tampoco porno.

En cualquier caso, el film repasa la agitada relación de estos dos ecsritores (con Fred Ward y Uma Thurman) en la París de los años 30.

3.- El amante: A comienzos de los años treinta, en la Indochina colonizada por los franceses, una muchacha blanca desafía todos los tabús convirtiéndose en la amante de un hombre chino, 17 años mayor que ella. Medio siglo después, la protagonista de aquella aventura, Marguerite Duras, la contó en su novela EI Amante. Y en 1992 Jean-Jacques Annaud llevó la historia al cine, con algo de polémica por la oposición de Duras. En cuaqluier caso, las escenas de sexo entre la jovencita de 15 años y su amante, que constituyen una cuarta parte del filme, son extremadamente eróticas, con una atmosfera cargada de sensualidad.

4.- Portero de noche: En “El portero de noche” la directora italiana de cine Liliana Cavani se sirve de dos inquietantes actores, Dirk Bogarde y Charlotte Rampling, para contar una historia de sumisión sadomasoquista. Las escenas de sexo explícito levantaron bastante polémica en su época (se estrenó en 1974, con muchos nazis aún vivos y escondidos) y fue clasificada como pornográfica en varios países. La película narra la relación entre un oficial de las SS y una prisionera convertida en su esclava sexual que se reencuentran al cabo de los años. Él es el portero de noche del hotel en el que ella se hospeda con su marido.

5.- Clasico de clásico de los ochenta, “Nueve semanas y media” es la película que catapultó a la fama a ambos protagonistas, la bella Kim Bassinger y el entonces apuesto Mickey Rourke. Aunque se puede acusar de Adrian Lyne de abusar de una estética digna de un videoclip larguísimo, en su momento el filme fue el sinónimo de la sensualidad y el erotismo llevado a la pantalla grande. El ‘striptease’ de Bassinger al ritmo de “You can leave your hat on” de Joe Cocker, contra la persinana americana será una d e las imágenes más recordadas de la película, junto a la del hielo. Sin ser explícita, el filme tiene una altísima carga sensual

6.- Fuego en el cuerpo: Otra producción de la década de los ochenta que creó un mito erótico, en este caso Kathleen Turner, mujer fatal de libro en esta opera prima del guionista de “El imperio contraataca”, Lawrence Kasdan, que es cine negro puro con alto voltaje sexual. William Hurt interpreta aquí a un joven abogado de Florida cuya rutina salta por los aires el día en que Matty (Turner), casada con un hombre mucho mayor, se cruza en su camino. Una de las escenas seguranmente más recordadas es la de ambos metidos en una bañadera llena de hielo para apagar -literalmente. tanto fuego en el cuerpo

7.- “Crash”: El inquietante David Cronenberg dio un paso más allá en su fascinación por lo extraño en este drama sobre un grupo de fetichistas de los accidentes de autos. Con “Crash” no hay medias tintas: o se ama o se odia. Pero si algo no faltan son las escenas de sexo. El filme de 1996 narra las aventuras de un matrimonio que se excita contándose sus experiencias sexuales con otras personas, al menos hasta que un accidente les abre un nuevo panorama sexual: un oscuro territorio de conductas morbosas en el que exploran las conexiones entre choques, sexualidad y muerte.

8.- El imperio de los msentidos: La historia transcurre en 1936 en Tokio. Narra la historia de Sada Abe, una ex prostituta, que trabaja como empleada de un hotel donde inicia una turbulenta relación con el dueño del lugar. Ambos buscan experimentar en lo sexual con prácticas sadomasoquistas que los llevará a una intensa pasión física que solo la muerte detendrá. El director Nagisa Oshima plantea en este filme la cuestión de la espiral amorosa y los límites del erotismo: deseo, pulsión, sexualidad y muerte.

Considerada escandalosa, a la Argentina no llegó hasta que volvió la democracia y aún así el filme pudo verse en 1984 en salas “condicionadas”.

9.- Último tango en París: El escándalo marcó el estreno del filme de Bernando Bertolucci. Sexo sin compromiso para una historia que marcó su época, la del viudo Marlon Brando y la joven Maria Schneider. Clasificada ‘X’ en Estados Unidos, director, productor y protagonistas fueron llevados a juicio en Italia y Bertolucci perdió el derecho a voto durante cinco años. ¿La historia? La de un americano cuya esposa acaba de suicidarse, que visita un departamenti en París. Allí conoce a Jeanne, 20 años más joven que él, con quien comenzará un sórdido romance. La escena de la manteca y el sexo anal es una de las más tórridas y perturbadoras del cine.

10.- Emmanel: La película, dirigida por el francés Just Jaeckin y estrenada en 1974, narra las aventuras y experiencias de la hermosa Emmanuelle, interpretada por Sylvia Kristel, una hermosaa y joven modelo que vive un matrimonio muy liberal con Jean, quien es sumamente tolerante con los encuentros sexuales y bisexuales de su esposa. La cinta sobresaltó a los espectadores de la época por el alto contenido de escenas explícitas de sexo y masturbaciones.

Con un impresionante éxito de taquilla, se convirtió en un referente para el cine erótico.

El filme es la adaptación francesa de la novela homónima de Emmanuelle Arsan.


Comentarios


Diez películas eróticas que le hacen sombra a Grey