Diputados polemizan por los escritorios

El precio del mobiliario de la nueva Legislatura neuquina generó opiniones encontradas





NEUQUEN (AN).- El cuero de los escritorios de la Legislatura, que demandó más de 500.000 pesos del presupuesto legislativo sólo en las oficinas de los diputados, generó repercusiones dentro y fuera del flamante edificio de calle Leloir. Desde la Cámara surgieron opiniones dispares, aunque todos los diputados consultados aclararon que no tuvieron participación en ninguna de las compras relacionadas con el nuevo edificio. En la versión «on line» de Río Negro, los lectores se mostraron indignados, argumentando que el gasto era innecesario, comparado con otras necesidades urgentes en materia de salud o educación en la provincia (ver aparte).

Jesús Escobar, de Libres del Sur, aclaró que «una cosa es trabajar cómodos, pero otra es el lujo absolutamente innecesario». Agregó que «no me hubiera imaginado que un escritorio podía costar ese dinero (alrededor de 6.500 pesos) y debo decir que, tanto yo como los diputados de la oposición no teníamos conocimiento de que ese era el valor de los muebles».

Los referentes de la Concertación en la Legislatura, Ariel Kogan (PJ) y Marcelo Inaudi (UCR), no se asombraron por los datos. El radical optó por no opinar sobre el tema, mientras que el justicialista cuestionó la obra del edificio en su conjunto. «No se si lo muebles son caros o baratos. Sí opino que el edificio en general es de mala calidad y que es disfuncional respecto del trabajo legislativo». «No hemos

participado ni en el diseño ni en la construcción. Tampoco en los muebles o en las compras. Ninguno de los diputados tuvo participación porque todo este proceso lo llevó adelante la presidencia», añadió.

Desde el bloque del MPN, la diputada Cristina Storioni aclaró que «a mí no me llegó la carga presupuestaria», pero «como diputada, no participé en las compras, porque eso corresponde a las autoridades y a quien haya trabajado en la compulsa de precios». Respecto de la compra de los muebles, indicó que «deben tener alguna razón, porque no solamente es el mobiliario de los diputados, sino que hay lugares de estar, para el público, con sillones. Se trata de todo un mobiliario diferente». Las planillas que reflejan los costos y la calidad de los escritorios, sillas y armarios adquiridos para equipar la nueva Legislatura salieron a la luz la semana pasada, cuando se enviaron los formularios de «Cargo Interno Patrimonial» a los bloques. Los escritorios de las oficinas de los diputados y de todos los cargos jerárquicos costaron 6.835 pesos, las sillas más caras rondaron los 1.400 y las más baratas 773 pesos.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Diputados polemizan por los escritorios