Diseño al servicio de la comunidad

Cuatro alumnos del Instituto Nuestra Señora del Rosario diseñaron una vivienda para Claudia, una chica de 18 años con discapacidad. El proyecto, que contó con acompañamiento de los docentes, involucró también a gran parte de la comunidad de Villa Regina.



#

Alumnos y docentes encargados del diseño y la construcción de la vivienda, posando junto con Claudia y su familia.

Claudia tiene 18 años y una enfermedad que la mantiene en silla de ruedas. Pese a que su familia pide desde hace tiempo una vivienda digna, hasta hace pocas semanas vivía en condiciones precarias, en una casilla en el barrio La Graava.

Ahora la situación está a punto de cambiar. Esto, gracias a una iniciativa solidaria que involucra a varias instituciones de la localidad, pero especialmente a alumnos que hace pocos días egresaron del sexto año de la especialidad construcciones en el Instituto Nuestra Señora del Rosario.

Fueron ellos quienes tomaron a su cargo el diseño de una vivienda que cumpla con las necesidades para la familia, pero no quedó ahí. Es que el proyecto va más allá y busca involucrar a toda la comunidad con aportes solidarios para reunir los materiales necesarios para la construcción.

Abril Carreras, Mariano Ayelef, Andrea Tonelli y Julián Salazar, que se recibieron como Maestro Mayor de Obras, elaboraron un proyecto cada uno que fue puesto a consideración. Se seleccionó el que elaboró Abril.

“Hace dos años los alumnos del último año de construcciones se involucraron en un proyecto para diseñar un albergue para el club Círculo Italiano. A partir de ese momento quedó flotando la idea de continuar con una propuesta que implique acercamiento con la comunidad; y surgió esta idea” comentó María Perego, docente del Instituto.

Fue mediante las consultas en el área de Desarrollo Social del municipio que tomaron conocimiento de Claudia y su familia, que vivía en una precaria casilla de madera.

“Claudia se encuentra inmovilizada y requiere condiciones especiales. En principio pensamos que ella se movilizaba en una silla de ruedas y se podía desplazar, pero no es así. Los chicos se entusiasmaron mucho con la idea y por supuesto todos los docentes también” agregó la docente.

Al momento de iniciar los diseños, se proyectaron las viviendas para darle una mayor independencia a Claudia, aunque luego se pudo establecer que dependía completamente de su familia para su vida cotidiana.

“El proyecto terminó con una casa de algo más de 80 metros cuadrados, con tres dormitorios, uno para ella y su hermana, otro para su madre y un tercero para un hermanito menor; un estar comedor y cocina integrada, que tiene un espacio para lavadero; una entrada para auto y un acceso en la parte posterior” detalló Perego.

Agregó que “es una casa ni muy pequeña ni muy grande, pero que reúne las condiciones para que ella pueda vivir con su familia. Todo formó parte de la investigación que llevaron adelante los chicos”.

La docente comentó que los cuatro alumnos avanzaron en conjunto en el diseño definitivo con la elaboración de los planos y el cómputo y presupuesto para la construcción.

“Esto fue lo que se entregó al municipio, con el compromiso del cuerpo docente de seguir el año entrante con los alumnos que estén en sexto año con otros avances para esta iniciativa, por ejemplo el armado de las estructuras de hierro, ya que los chicos no pueden participar en el armado de la obra” dijo.

Precisamente la idea era poder hacer el seguimiento de los trabajos con los alumnos que elaboraron el proyecto, aunque por los tiempos no se pudo concretar. No obstante, el municipio mantiene vigente la campaña para reunir los materiales necesarios para la construcción.

“El municipio donó el terreno en el loteo Grossi, hay mucho apuro con esto, porque si bien la familia fue reubicada en una vivienda que alquila el municipio, ellos necesitan su propio espacio y para eso se trabajó” indicó finalmente.

El caso de la familia de Claudia cuenta con un seguimiento de varias instituciones de la localidad. Entre ellas se pueden contar el municipio (a través de Desarrollo Social); el hospital donde se brinda atención y seguimiento tanto a ella como su madre; y la Escuela Especial N° 5, donde acude.

“Nosotros tenemos muchos casos de familias con personas con discapacidad que es muy difícil poder ubicarlos en planes de viviendas especiales, porque no hay programas para atender estas situaciones a nivel provincial y nacional. En este caso se trataba de una familia con mucha vulnerabilidad” indicó Elvira Di Donato, secretaria de Desarrollo Social del municipio.

Apuntó que por el seguimiento que se venía haciendo con trabajadores del área, el año pasado se consiguió que el Concejo Deliberante cediera un terreno para construir la vivienda, “entonces seguimos con la otra parte que era conseguir construir. Así lo chicos fueron los que elaboraron todo el proyecto”.

Abril Carreras fue la creadora del proyecto elegido por los docentes para ser construido.

El cuerpo docente del Instituto se comprometió a seguir con estos proyectos el año entrante, en este caso con los alumnos que estén en sexto año.

¿Cómo continúa la campaña?

Proyecto solidario

El municipio de Regina, el hospital y la Escuela Especial N° 5 también forman parte del seguimiento que se hace de este proyecto impulsado por alumnos.

Datos

El cuerpo docente del Instituto se comprometió a seguir con estos proyectos el año entrante, en este caso con los alumnos que estén en sexto año.
80
metros cuadrados tiene la casa, que cuenta con tres dormitorios y demás utilidades para Claudia y su familia.
El municipio de Regina, el hospital y la Escuela Especial N° 5 también forman parte del seguimiento que se hace de este proyecto impulsado por alumnos.

Comentarios


Diseño al servicio de la comunidad