Dos pilotos niegan participación en los “vuelos de la muerte”

Son de Aerolíneas Argentinas y volaron para Prefectura durante la dictadura. Es en el marco del juicio ESMA III.

#

Lo que sucedió en la ESMA, revelado en otro juicio.

DyN

BUENOS AIRES.- Los pilotos de Aerolíneas Argentinas y ex aviadores de la Prefectura Alejandro D’Agostino y Enrique Saint George negaron ayer haber comandado “vuelos de la muerte”, que lanzaban prisioneros en la ESMA, vivos y dopados, a las aguas del río de la Plata y el Atlántico. “Jamas he participado en vuelos que fueran trasladados detenidos para ser arrojados al mar abierto o al río”, se defendió Saint George, al prestar declaración indagatoria en el juicio denominado ESMA III que lleva adelante el Tribunal Oral Federal 5 (TOF5). Y su compañero D’ Agostino, en la misma línea, aseguró que “soy inocente, jamás vi trasladar a nadie en aviones de la Prefectura”. Ambos forman parte del subgrupo de siete acusados, de los 68 en total en este proceso, que afrontan cargos por los “vuelos de la muerte”, que destaparon los sobrevivientes de la ESMA y fueron ratificados en 1995 por el ex represor Adolfo Scilingo, quien confesó haber tirado 30 prisioneros al mar. También fue citado al estrado durante la audiencia de ayer el abogado Gonzalo Torres de Tolosa, que según Scilingo habría tripulado los “vuelos de la muerte” con el alias falso de “teniente Vaca”. Pero el letrado se negó a declarar, por lo que el TOF5 dispuso la lectura de lo que dijo en la etapa de instrucción. Torres admitió allí que, de 1976 a 1978, todos los días comía en el casino de oficiales de la ESMA con el jefe del inteligencia del grupo de tareas, Jorge “El Tigre” Acosta, al que calificó de amigo personal al punto de que, sostuvo, lo hizo ingresar a trabajar en la Cancillería. Otro acusado, el ex cabo Oscar Ormello, negó vinculación con los hechos y sostuvo que sólo hizo vuelos en los aviones DC3 como parte de su instrucción como mecánico aeronáutico. “Yo ingresé a la ESMA para completar mi secundario y en los años 76-77 estaba en la base aeronaval de Ezeiza. Luego en el 80 pedí la baja e ingresé a Aerolíneas”, sostuvo el ex suboficial que trabajó en la línea de bandera hasta 2011 cuando fue detenido. Este juicio empezó el 28 de noviembre pasado, con 68 acusados en total en el banquillo y 789 víctimas. Entre las víctimas figuran la fundadora de Madres de Plaza de Mayo Azucena Villaflor de Devincenti, sus compañeras Esther Ballestrino de Careaga, María Ponce de Bianco y Angela Aguad y la monja francesa Leonie Duquet, que habían sido secuestradas por el Grupo de Tareas de la ESMA. Los cadáveres aparecieron seis días después en las playas de Santa Teresita, arrastrados por la corriente marina, y fueron inhumados como NN en el cementerio de General Lavalle. (DyN)


Comentarios


Dos pilotos niegan participación en los “vuelos de la muerte”