Durante 2021 se comercializarán 100.000 toneladas menos de peras y manzanas

Una menor cosecha en ciertas variedades de manzanas terminó por afectar el comercio de esta pomácea. Las exportaciones cayeron 20% tocando mínimos históricos. El mercado interno con menos demanda por la pérdida de la capacidad de consumo.





La merma en la cosecha de manzana fue determinante en la definición de las estadísticas comerciales.

Unas 100.000 toneladas menos de frutas se terminarán comercializando en la presente temporada, según un análisis elaborado con las estadísticas consolidadas al cierre de agosto del corriente año respecto del mismo período del año anterior.

Si bien resultados son estimaciones que se van ajustando en la medida que se atraviesa el año, las tendencias reflejan que los números finales al cierre de diciembre se ubicarán en torno a los volúmenes mencionados.

Datos oficiales dan cuenta que el total de peras y manzanas colocadas en los mercados a lo que hay que sumar lo almacenado al cierre de agosto de 2021 alcanzó las 1.077.350 toneladas. La cifra representa una caída del orden del 8% respecto del mismo período del año anterior. En valores absolutos, las mermas alcanzan poco más de 98.700 toneladas.

Las principales pérdidas se registraron en manzanas. En el período bajo análisis la caída observada se ubica en torno al 12%. Los volúmenes en juego en estos dos primeros cuatrimestres totalizaron poco más de 498.000 toneladas: unas 351.600 toneladas comercializadas a lo que hay que sumar 147.200 toneladas que todavía quedan en stock. Las mermas en términos absolutos alcanzan las 67.200 toneladas cuando se la compara con los mismos valores consolidados por este mismo período del 2020.

Desgranando la estadística se observa que el segmento industrial, en lo que va de este año, fue el que más cedió mercado, siempre hablando en volumen. Las cifras oficiales detallan que la caída en términos anuales se ubicó en el 32% y esto terminó golpeando la demanda laboral en la presente temporada de las jugueras que exportan su producción. Las colocaciones externas de manzanas frescas mostraron pérdidas del 23% y las ventas al mercado interno reflejaron bajas del 13%.

Los números positivos solo se observan en los stocks almacenados de manzana al cierre de agosto. En este punto, los datos suministrados por la secretaría de Fruticultura de Río Negro muestran una suba interanual del 34%.

En términos nominales los segmentos que más perdieron en ventas fueron: la industria, con poco más de 61.200 toneladas respecto de los primeros ocho meses del año pasado; el mercado interno, mostrando mermas por cerca de 24.700 toneladas; y las exportaciones con caída de embarques de poco más de 18.300 toneladas.

“Nosotros no observamos una caída como la que señala el Senasa en las exportaciones. Nuestra información refleja que estamos en volúmenes parecidos a los de la temporada anterior”, confió Marcelo Loyarte, Gerente General de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI).

Sin embargo, el ejecutivo estuvo de acuerdo con las mermas observadas en el mercado interno. “Se noto una caída en la demanda de manzanas a partir del segundo semestre del año y eso es lo que reflejan las estadísticas”, detalló Loyarte. Agregó que esta caída en el nivel de ventas está ligada a los problemas económicos que tiene el país y a las negativas expectativas que tiene el consumidor.


Peras, más estables


Las colocaciones de peras en la presente temporada alcanzaron -con corte a agosto del corriente- poco más de 571.000 toneladas. La cifra refleja una caída interanual del orden del 5%. En términos absolutos estamos hablando de una merma cercana a las 31.500 toneladas.

Los mismo que en el análisis realizado para la manzana, en peras se toman las cuatro variables comerciales de la temporada (fruta en frío, exportaciones, mercado interno e industria).

En términos relativos, los menores stocks son los que mayor caída presentan. Datos suministrados por la secretaría de Fruticultura de Río Negro detallan que las peras almacenadas reflejan una variación interanual (al cierre de agosto) negativa del 17%. Sobre la fruta orientada hacia la industria, las mermas se ubicaron en un 8% y hacia la exportación la tasa fue del 4% negativa.

Aquí también cambia la matriz cuando se analizan la evolución de la cosecha y comercialización tomando como variable los valores absolutos. La industria de jugos dejó de comprar en esta temporada poco más de 13.000 toneladas de peras respecto del mismo período del año anterior. Se colocaron en el exterior unas 12.000 toneladas menos y los stocks bajaron 11.00. toneladas, siempre tomando como corte el cierre de agosto del año 2021 versus 2020.

La única salida de fruta que aumento su volumen en términos interanuales fue el mercado interno, que mostró un crecimiento de poco más de 5.000 toneladas.


Primeras conclusiones


Con toda esta estadística en mano, lo que se puede deducir en primer término es que existió una caída en la cosecha de manzanas durante la temporada 2019/2020. De ahí la baja observada cuando se computan las variables comerciales y los stocks consolidados para una misma fecha.

En el último cuatrimestre del año se mantiene la oferta de manzanas hacia el mercado interno, las exportaciones se concentran principalmente en Brasil y poco volumen absorbería la industria. Según datos del sector privado, se espera que la salida en el período septiembre-diciembre se ubique en torno a las 120.000 toneladas, destinándose parte importante de esta cifra al mercado interno; un destino que muchos señalan como complicado teniendo en cuenta el combo existente entre crisis económica y elecciones de noviembre.

Se noto una caída en la demanda de manzanas a partir del segundo semestre del año y eso es lo que reflejan las estadísticas”

Marcelo Loyarte, Gerente General de la CAFI

En relación a las peras, las proyecciones privadas reflejan que el mercado terminará absorbiendo poco más de 50.000 toneladas durante el último cuatrimestre del año, siendo la exportación quien concentre la mayor parte de este volumen.


Metodología y aclaraciones


Los datos presentados en este trabajo se rescatan de trabajos oficiales realizados por el Senasa y la secretaria de Fruticultura de Río Negro. Existen algunos desvíos que se deben tener en cuenta al analizar las tendencias y números finales obtenidos.

-La estadística suministrada por el Senasa no contempla la oferta de fruta que se comercializa en la región patagónica. Según información del sector privado, este mercado ubicado al sur del río Colorado representa el 5% de las ventas totales que se orientan al mercado interno de todo el país.

-Los stocks que contabiliza la secretaría de Fruticultura de Río Negro, contempla el 80% promedio de las cámaras existentes en su territorio y no contabiliza las existentes en Neuquén.

-La comercialización de manzanas de una temporada comienza en febrero/marzo y finaliza en el mismo período del año posterior. Los datos tomados en este análisis toman como cierre en diciembre, por lo tanto, los dos primeros meses del año corresponden a la temporada anterior.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Durante 2021 se comercializarán 100.000 toneladas menos de peras y manzanas