EE. UU. trata de bloquear una demanda contra Argentina

El Tesoro y la Reserva Federal accionaron legalmente.



El Gobierno de los Estados Unidos, la Reserva Federal de Nueva York y una asociación de bancos de esa ciudad respaldaron a la Argentina en el pedido de que la justicia estadounidense rechace la interpretación de una cláusula que le permitiría a todos los tenedores de títulos en default embargar los giros al exterior efectuados por el país para, por ejemplo, pagarle al Fondo Monetario Internacional, ya que se considera al organismo “acreedor privilegiado”.

Así lo confirmó ayer una fuente del Ministerio de Economía, quien destacó que en los últimos días le fueron presentados tres recursos al juez neoyorquino Thomas Griesa -quien tiene que expedirse sobre la aplicación de la cláusula “pari passu”, que podría validar automáticamente todos los reclamos tenedores de bonos defaulteados- en apoyo de la Argentina.

De esta interpretación dependerá que los dineros que Argentina gire para pagar sus compromisos externos puedan o no ser embargados por los acreedores privados y la forma en que el juez resuelva el tema también podría incentivar o desalentar los juicios de los tenedores contra el Gobierno argentino.

Esos recursos fueron presentados, según destacó el informante, por la New York Clearing House Association -que reúne a los bancos líderes proveedores de pagos- por la Reserva Federal de Nueva York y por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

“Ambas presentaciones, a nuestro entender, van en apoyo de la interpretación que pretende la Argentina respecto de la interpretación de la cláusula pari passu”, afirmó la fuente del Palacio de Hacienda.

Para resolver los alcances de la cláusula el juez tendrá que sopesar ahora la intervención directa de las autoridades de Washington, que a través del “Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, como la Reserva Federal de Nueva York, realizaron sendas presentaciones ante el juez Griesa”, según confirmó la fuente del Palacio de Hacienda.

Según indicó el informante, la presentación del Departamento del Tesoro señala que “es de interés de los Estados Unidos que esta Corte rechace una lectura novedosa de la cláusula pari passu en instrumentos de deuda soberana”, y le sugiere al juez que “prohíba a los querellantes de la Argentina interferir con los pagos argentinos a sus acreedores”.

Estas presentaciones se conocen en momentos en que la deuda fue uno de los temas centrales de la Cumbre de las Américas que finalizó ayer en Monterrey, y el eje de las reuniones del presidente Néstor Kirchner con su colega George W. Bush y con el director gerente del FMI, Horst Köhler. En la reunión del martes con Kirchner, Bush le advirtió que el gobierno debe pagar su deuda para evitar las “las habladurías” que mencionaban que Argentina no iba a cancelar un vencimiento de 3.000 millones de dólares que se produce en marzo.

La New York Clearing House Association y la Reserva Federal de Nueva York presentaron una “amicus curiae”, en el cual expresan su posición a favor de la postura argentina de no englobar a todos los acreedores.

Por eso, indicó el informante “una interpretación de un juez de la Corte de Nueva York también es de interés para los Estados Unidos, porque hasta el momento no existe ninguna jurisprudencia de tribunales norteamericanos sobre pari passu en bonos de deuda soberanas emitidos bajo jurisprudencia de los Estados Unidos”. “La única referencia es la de un juez belga con bonos de Nicaragua”, preciso la fuente, quien destacó que “en los últimos días se produjeron varias presentaciones en apoyo de la interpretación de la Argentina”.

Se espera que el magistrado estadounidense se expida hoy sobre una serie de causas contra el Estado argentino por incumplimiento en el pago de sus obligaciones. El magistrado ya otorgó una prórroga sobre el plazo fijado originalmente para que la Argentina y sus acreedores alcancen una solución.

De acuerdo con lo que dictamine Griesa comenzarán a activarse otra serie de acciones que evalúan las distintas agrupaciones que se asociaron para operar judicialmente sobre la Argentina. En los últimos días se conoció que la agrupación que reúne a los acreedores locales pretende sumarse al comité internacional que el lunes nació en Roma. Estas asociaciones rechazan la quita del 75 por ciento propuesta por el gobierno de Kirchner, quien ratificó en todos sus términos la oferta presentada en Dubai en sendas reuniones que tuvo con Bush y con Köhler.

(DyN/Télam)

Un 1% “devorado”

El default de la Argentina “se comió” el uno por ciento de nuestro producto interno bruto”, afirmo ayer el ministro italiano de Economía, Giulio Tremonti.

En otras palabras, el problema de los bonos argentinos “nos costó el 1 por ciento de nuestra riqueza”, precisó el influyente ministro italiano.

Tremonti expuso en una reunión de la Confederación Nacional de Artesanía, refiriéndose a los numerosos problemas que los ahorristas italianos enfrentan hace algunos meses no sólo por la suspensión de pagos de la Argentina sino también por los problemas derivados con las empresas agroalimentarias Cirio y, sobre todo, Parmalat.

Un flamante “Comité Global de Bonistas Argentinos” nacido el lunes pasado en Roma, representará a los acreedores privados italianos, norteamericanos, japoneses y alemanes en las negociaciones con el gobierno para la reestructuración de la deuda.

Críticas de Scioli

El vicepresidente Daniel Scioli cuestionó ayer la aplicación de los subsidios agrícolas por parte de los Estados Unidos, al asegurar que existe “mucha hipocresía” cuando “se habla de libertad de comercio” pero “del otro lado ponen este tipo de limitaciones defendiendo el trabajo de los productores norteamericanos”.

Durante un encuentro con legisladores norteamericanos, Scioli destacó la reunión que ayer mantuvieron en México el presidente Néstor Kirchner y su colega de Estados Unidos, George W. Bush, al considerar que “se han despejado muchas dudas, se han aclarado las cosas”. Scioli recibió esta tarde en el Salón Joaquín V. González de la Cámara Alta a los senadores estadounidenses John Mc Cain, Susan Collins y Lindsey O'Graham, todos republicanos, que estuvieron acompañados por el embajador Lino Gutiérrez.

Notas asociadas:

Tras la reunión con Bush, ahora está en duda el viaje de Kirchner a Cuba

Kirchner: “Si no aprueban las metas, no pagaremos”

Reclaman a Brasil que reforma fiscal no afecte productos argentinos

Notas asociadas:

Tras la reunión con Bush, ahora está en duda el viaje de Kirchner a Cuba

Kirchner: “Si no aprueban las metas, no pagaremos”

Reclaman a Brasil que reforma fiscal no afecte productos argentinos


Comentarios


EE. UU. trata de bloquear una demanda contra Argentina