El arte de elegir grifería

La cantidad de marcas y, dentro de cada una de ellas, el gran volumen de modelos hace que el sector se adapte a todos los gustos y bolsillos de los consumidores. Qué ofrece el mercado y cuál conviene más de acuerdo al ambiente en el que irá ubicado el conjunto.





Parece una decisión sencilla pero cuando llega la hora de cambiar una grifería, o de equipar una vivienda con todos los conjuntos necesarios, hay una gran cantidad de factores que se deben tener en cuenta para arribar a una buena elección.

Dicha elección no es fácil por la enorme cantidad de productos disponibles y porque dentro de cada marca hay un gran volumen de diseños, formas, tecnologías y precios.

Quizá en este último punto comienza a definirse buena parte de la elección de la grifería adecuada, sobre todo debido al presupuesto del que se dispone para la renovación o la compra de los juegos para equipar la vivienda nueva.

Lo primero a tener en cuenta es el tipo de cierre, y aquí las opciones principales son dos: cerámico o el clásico cierre a través de válvula de goma, el conocido “cuerito”.


La de cierre cerámico es la opción más moderna y duradera. Discos de cerámico giran entre sí y permiten una entrada y salida muy suave del agua.

El cierre por compresión o de “cuerito” funciona de manera tal que al girar el volante el sistema comprime o descomprime el “cuerito”, que permite la salida del agua. Este tipo de cierre es muy utilizado, pero tiene una vida útil un poco más corta.


Luego está la opción de que sea un equipo monocomando o la grifería mezcladora tradicionales, con dos volantes y un pico central. El cierre monocomando trabaja sobre un cartucho con discos de cierre cerámico en un solo volante. Este sistema es muy recomendable para lugares que requieren comodidad, y donde conviene manipular todo con una sola mano.

El acabado de las griferías es tan importante como su funcionalidad. Es clave elegir uno que acompañe el estilo general del ambiente.


El acabado plateado es súper versátiles y combina con otros metales y con revestimientos de todas las tonalidades, por lo cual es una buena opción.
Mientras que el acabado con tonalidad bronce le aportan un detalle único a los ambientes.

También hay disponible en el mercado griferías de colores, que ayudan a revitalizar los espacios.

En cuanto a la forma las opciones son con ángulos rectos, que son tendencia y le aportan personalidad y estilo al ambiente, o bien las griferías curvas, que son muy utilizadas para suavizar los espacios y para lograr looks originales.


Comentarios


El arte de elegir grifería