El aumento de casos de covid-19 reactivó la tensión política en Río Negro

El oficialismo salió a respaldar al ministro Zgaib. Hubo diálogo con legisladores del FdT, pero Soria y Doñate criticaron duro a Carreras.





La reunión entre la gobernadora, ministros y legisladores de la oposición duró tres horas.

La reunión entre la gobernadora, ministros y legisladores de la oposición duró tres horas.

La política rionegrina vive su semana más efervescente desde que la enfermedad por el nuevo coronavirus se instaló en la provincia.

En el oficialismo se alternan los cuestionamientos internos “en off” con algunos gestos públicos de autocrítica.

El episodio del ministro Gastón Pérez Estevan, acusado en redes sociales de violar la cuarentena para descansar en Bahía Creek, abrió la puerta a las objeciones entre pares.

Nadie lo escribió en sus redes, pero no fueron pocos los dirigentes de Juntos que advirtieron que el presente no permite siquiera que se generen sospechas alrededor del accionar diario de los altos funcionarios.

Para la suerte personal del ministro de Seguridad, en pocas horas las miradas se desviaron hacia Salud, a partir de las estadísticas que llevaron a Río Negro a los primeros lugares del ránking nacional de casos positivos de covid-19.

Propios y extraños se preguntan cada vez más asiduamente si el momento crítico permite mantener la toma de decisiones de esa cartera en manos de profesionales no formados como médicos.

El gobierno reaccionó el miércoles ante esas censuras y volvió a defender la acción coordinada de sus funcionarios, destacando en un comunicado oficial que el ministro Fabián Zgaib -licenciado en administración de empresas- está rodeado por un plantel experimentado, entre ellos 30 epidemiólogos que se desempeñan en diferentes hospitales de la provincia.

Pero más allá del malestar y la incomodidad por esas críticas, rápidamente se volvió a la necesidad de aquietar las aguas.

Esa postura se advirtió en las palabras elogiosas de la gobernadora, Arabela Carreras, después del contacto directo del miércoles con el ministro de Salud, Ginés González García.

“Le agradecimos al ministro por la distribución equitativa de los recursos y la disposición de una política sanitaria federal”, expresó la mandataria en un comunicado que presentó como “sugerencias” lo que otros actores políticos explicaron como un reclamo enfático de Nación para que se tomen medidas efectivas de prevención de la pandemia en Río Negro. 

El segundo gesto en busca de descomprimir el ambiente se dio el mismo miércoles, cuando se hizo una convocatoria a los legisladores del Frente de Todos, para una reunión virtual con la mandataria y ministros.

"La lucha contra el coronavirus nos atañe a todos", indicó la gobernadora, y reafirmó que "el Gobierno está siempre dispuesto a receptar ideas que sirvan al conjunto de los rionegrinos".

Desde la oposición tomaron nota ante la señal de acercamiento y a través de declaraciones radiales, varios miembros de la bancada reconocieron la importancia del intercambio, que se extendió por tres horas.

De todas maneras, cualquier reconocimiento ante el gesto del oficialismo quedó neutralizado a primera hora de la tarde, cuando a través de los canales oficiales del Partido Justicialista se difundió un comunicado cargado de reproches de parte del diputado Martín Soria y del senador Martín Doñate.

“Resulta muy difícil de entender la política sanitaria del Gobierno provincial", dijo el roquense, quien le pidió a la gobernadora “que se ponga al frente de los problemas porque correr detrás del virus, como ahora, es muy peligroso”.

“En una situación de crisis excepcional hay dos cosas que no deben pasar: perder la templanza y correr detrás de los problemas”, enfatizó.

Para Doñate la provincia “debería requerir colaboración profesional y solicitar a Nación técnicos y epidemiólogos. No se trata de solo pedir y recibir fondos”, agregó. Se mostró preocupado por la situación y propuso “el aporte nacional de recursos humanos” al entender que los resultados sanitarios en Río Negro no son buenos, concentrándose en el panorama de Choele Choel donde se volvió a las “instancias primarias” en referencia a la estricta cuarentena dispuesta.

Es responsabilidad de la Gobernadora designar en cada área del Gobierno a personas capacitadas y competentes, y arbitrar una supervisión estricta sobre aquellas que tienen una importancia central en un contexto crítico como el actual.

Martín Soria, diputado nacional del Frente de Todos.

“No habrá cambios bruscos de estrategias”

El vicegobernador, Alejandro Palmieri, se sumó al espaldarazo al equipo de Salud y sostuvo ayer que “no habrá cambios bruscos de estrategias desde lo sanitario”.

“La confianza que tenemos en el equipo de Salud de Río Negro es plena, porque han sabido sobrellevar otras epidemias, como el Hantavirus, con mucha solvencia y compromiso”, aseguró en declaraciones radiales.

“Lo primero que hay que destacar es que ninguna provincia es autónoma en el tema sanitario y mucho menos con el Coronavirus”, manifestó Palmieri, ratificando que “estamos en contacto permanente con Nación convalidando y redefiniendo cada medida que tomamos”.

A Palmieri también lo consultaron sobre la reunión que sostuvo, junto a miembros del gabinete y la gobernadora Carreras con legisladores de la oposición y manifestó que “siempre es productivo el diálogo cuando las críticas son constructivas”. “Dejamos en claro que no es momento de partidismos, porque la situación es demasiado grave como para hacer especulaciones políticas sectoriales o personales. De todos modos, los canales de diálogo siempre están abierto con la oposición cuando son para sumar”, afirmó.

La confianza que tenemos en el equipo de Salud de Río Negro es plena, porque han sabido sobrellevar otras epidemias.

Alejandro Palmieri, vicegobernador.

.

Di Giacomo, contra los que buscan "un rédito mezquino"

“En esta etapa, los posicionamientos políticos, personales y de intereses de sector deben quedar subsumidos al objetivo común de la lucha”, planteó ayer el diputado nacional Luis Di Giacomo.

El dirigente de Juntos sostuvo que “hacemos y aceptamos aportes cada uno desde su función y lugar nacional, provincial o municipal”, pero también afirmó que “como en toda sociedad hubo, hay y habrá quienes quieran lucrar con el problema de todos”. En ese lote enumeró “al que aumenta los precios de sus productos o especula con el acopio, el que incumple las reglas del aislamiento preventivo y obligatorio o el que busca un rédito político mezquino agrediendo a quienes tiene responsabilidades para las cuales fueron elegidos”.

Todos “están en un mismo plano de mezquindad que perjudica los intereses de toda la comunidad”, opinó el exministro de Gobierno de la provincia.

“Estamos comprometidos, junto con la mayoría de los argentinos a trabajar unidos, a sostener la templanza, a reconocer errores cuando se cometan o reformular estrategias cuando los resultados no sean los esperados. Convocamos a todos nuestros comprovincianos a que caminemos en conjunto todo el tiempo que sea necesario hasta derrotar al Coronavirus”, finalizó.


Comentarios


El aumento de casos de covid-19 reactivó la tensión política en Río Negro