El balneario Cotro está habilitado pero continúa en obra

Las refacción tenían que concluir para el inicio de temporada, pero fueron deficientes y según las nuevas autoridades del municipio de Neuquén existen falencias.



Las cuadrillas continúan con los trabajos. (Foto: Florencia Salto.-)

Las cuadrillas continúan con los trabajos. (Foto: Florencia Salto.-)

El balneario de la calle Linares al fondo estuvo todo el año en obra y la empresa que hizo los trabajos no terminó las tareas antes del verano y la llegada de los bañistas de Neuquén. El sector se encuentra habilitado al público, pero con obreros trabajando a destajo.

Las adecuaciones en el Albino Cotro se llevaban a cabo con personal municipal por iniciativa de la gestión del exintendente Horacio Quiroga, a fin de que la costa pueda ser disfrutada por todos los vecinos. Se modificaron las bajadas al brazo del río, se parquizó y reacondicionaron los fogones.

Pero la actual administración realizó críticas al proyecto. “Algunas escalinatas estaban muy altas, no habían quedado bien hechas”, dijo el secretario de Movilidad, Santiago Morán.

El plan de trabajo preveía tener finalizados los detalles para el 15 de enero. Para ese día se programó una apertura protocolar de todo el balneario, aunque desde el inicio de los días de calor, ya se pudo usar en gran parte de la costa y un amplio sector de los fogones, en especial en la previa de Navidad y el mismo 25 de diciembre.

Pero restaban detalles de obra en las tradicionales escalinatas del viejo balneario municipal, en la parquización que se abrió paso donde antes había una importante zona de parrillas bajo arboleda y en un sector de las luminarias en el área de estacionamiento hacia Linares, que desde marzo estaba en obra.

“El 10 de diciembre -cuando asumió la gestión entrante- se recepcionó una parte de la obra del balneario Albino Cotro; le encontramos defectos importantes: había escalones muy altos, barandas que faltaban y en partes trabajo mal hecho por la gestión anterior”, dijo Morán.

Explicó que fue el intendente Mariano Gaido, quien decidió que las tareas que requerían mejoras se realizaran con urgencia con empleados municipales, con el área de obras menores.

“Faltó poner barandas para que la gente lo pueda disfrutar con seguridad; hay sectores de parrillas que requerían ser acomodados y en esta semana estarán terminando con las luminarias”, que eran parte de las obras licitadas a la contratista, dijo.

Morán insistió en que si bien el servicio de seguridad en el agua (guardavidas) estará garantizado todos los días por la asistencia continua de público al lugar “oficialmente se habilitará el 15 de enero”.
En ese contexto y para garantizar la seguridad de los visitantes, indicó que fueron delimitados los sectores que siguen en obra. “Estamos interviniendo fuerte y rápido”, sostuvo el funcionario.

Al igual que en los otros balnearios públicos, el 31 de diciembre y el 1 de enero habrá un fuerte control de inspectores de tránsito, comercio y policial para evitar el ingreso con bebidas alcohólicas en horas de la tarde y antes de los festejos. La municipalidad recordó que está prohibido el ingreso con mascotas.

La calle Linares permanecerá cerrada por la policía dos cuadras antes de llegar al río. Lo mismo ocurrirá en Gatica, Leguizamón y Olascoaga.


Comentarios


El balneario Cotro está habilitado pero continúa en obra