El caso llegaría a la Corte



WASHINGTON .- La creciente batalla judicial en torno a la polémica ley migratoria del estado norteamericano de Arizona tensó y aún más el ambiente en Estados Unidos entre los que defienden la medida y los que se oponen a aceptar una ley calificada como “inconstitucional”. La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, calificó de “bache en el camino” la sentencia y ayer recurrió la sentencia, lo que eleva las chances de una larga batalla legal entre Arizona y el gobierno central que podría terminar en la Corte Suprema. En un comunicado al anunciar la apelación, Brewer reiteró su postura de que la ley fue una respuesta “al fracaso del gobierno central” en el combate a la inmigración ilegal.


Comentarios


El caso llegaría a la Corte