El conflicto mapuche en Loma La Lata sigue en punto muerto

La comunidad Kaxipayiñ dijo que no hay instancias de diálogo ni con la empresa ni con autoridades de la provincia. Aclararon que el reclamo no es económico, pero YPF lo pone en duda.

#

En las puertas de la sede de YPF de calle Talero. Allí se llevaron a cabo las manifestaciones.(Foto: archivo )

La comunidad mapuche Kaxipayiñ aseguró que la situación con YPF “sigue como el primer día que se planteó el conflicto” y que, pese a las declaraciones públicas, no hubo ningún llamado a dialogar ni desde la provincia ni desde la petrolera.

“Solamente estamos esperando el avance de las denuncias penales que hicimos, porque ahí sí la causa fue caminando”, indicó el werken (vocero) de la zonal Xawvnko, Gabriel Cherqui.

La comunidad hizo varias presentaciones por contaminación ambiental junto a Campo Maripe y Newen Kura por incidentes en Loma La Lata, Loma Campana y Puesto Hernández en la justicia federal. Aseguran que luego de las últimas denuncias -por afectación de los ríos Neuquén y Colorado-, YPF rompió el diálogo.

“Vamos a mostrar que la cuestión no es económica como ellos marcan, sino netamente ambiental y de salud. Prácticamente todo el territorio de la comunidad Kaxipayiñ está contaminado. Sabemos que la petrolera ha denunciado ante la autoridad de aplicación 36 situaciones ambientales, las cuales ninguna ha saneado, y hemos certificado que son muchas más. Esa es la preocupación y la insistencia nuestra para que se sanee esa contaminación que ha llegado a envenenar las napas freáticas, el aire y las personas”, indicó Cherqui.

YPF emitió anoche un comunicado oficial en el que sostiene que el reclamo de los Kaxipayiñ “persigue intereses que carecen de relación alguna con la defensa del medio ambiente y con los valores de la comunidad que representan”.

Una de las denuncias que involucra a YPF fue presentada a fines de abril por el coordinador de Xawvnko, Jorge Nahuel, y apunta al “irregular funcionamiento” de la planta de lavado de Tuboscope en el yacimiento Desfiladero Bayo, con afectación al río Colorado. Otra, iniciada por José Luis Cherqui, apunta a la exfosa de quema de YPF en Loma La Lata.

Te puede interesar YPF paralizó 14 perforaciones por la pelea con los mapuches

Críticas a Lara

El vocero de la comunidad descartó las declaraciones del ministro de Trabajo, Seguridad y Ambiente, Jorge Lara, sobre la pretensión de la comunidad de “reactivar juicios millonarios” y cuestionó la inacción de la cartera en el control y saneamiento del territorio.

“Hay contaminación del tiempo de la YPF estatal, de Repsol y de la nueva YPF. Nos parece raro que, si bien el ministro reconoce la contaminación vieja, no ha hecho absolutamente nada para remediarla. Nadie se quiere hacer cargo más allá de los reconocimientos públicos de que existe contaminación en el territorio”, planteó.

“Tratan de desvirtuar el eje de la discusión, desconocemos totalmente lo que dice y planteamos que tiene que cumplir su trabajo como autoridad de aplicación”, sostuvo.

Dos familias en

la zona caliente

La pulseada entre las comunidades mapuches y la empresa petrolera en la zona de Loma La Lata lleva más de dos décadas. Hoy YPF parece estar decidida a frenar los reclamos de los Kaxipayiñ, una de las dos familias presentes en el lugar. La otra es la de los Paynemil, con los que la compañía mantiene una relación menos tensa.

Guerra de cifras

Datos

36
puntos de conflicto ambiental sumaron los Kaxipayiñ sin remediar por parte de la empresa.
55%
de los problemas planteados fueron resueltos, según dijo YPF. Denunció “impedimentos” para realizar tareas.

Temas

Petróleo YPF

Comentarios


El conflicto mapuche en Loma La Lata sigue en punto muerto