Dispusieron
el remate de todos los activos de Oil Combustibles

Los efectos de la política de congelamientos de precios se evidencian en el menor procesamiento de crudo y el recorte en los stocks de las petroleras para cubrir la demanda.



1
#

2
#

La menor actividad llevó a que los sectores sin contratos firmes se vean relegados en las entregas.

3
#

En el segundo trimestre los precios de los combustibles medidos en dólares cayeron un 3,2% en las naftas y un 1,7% en el gasoil.

4
#

La refinería de San Lorenzo, provincia de Santa Fe, se encuentra de momento inactiva.

5
#

Los precios en pesos subieron, pero no a la par del dólar. (Foto: Matías SUbat )

Combustibles

Victoria terzaghi

victoriat@rionegro.com.ar

La disparada del dólar a partir de abril llevó al gobierno nacional a improvisar medidas de último momento para tratar de contener la inflación en ese 15% que se había prometido a principios de año y ya se le escurría como arena entre las manos. El entonces ministro de Energía, Juan José Aranguren, borró con el codo sus políticas de libre mercado y pautó en mayo una suerte de precios congelados en los combustibles que debían regir por 60 días. Con los balances del primer semestre en mano, y sin que los precios hayan alcanzado su equivalente en dólares, se observa que el coletazo impactó con fuerza en la refinación de crudo.

En su última publicación del Estimador Mensual Industrial el Indec señaló que la refinación de petróleo cayó un 19,9% en la comparación entre junio de este año y el mismo mes del año pasado.

Los datos no sólo se reflejan en los registros de procesamiento de crudo del ministerio de Energía de la Nación, sino también en el informe de resultados del segundo trimestre que YPF presentó este martes ante las bolsas de Nueva York y Buenos Aires y que evidenció una caída del 88% en los resultados operativos del segmento del downstream.

Los registros oficiales de la cartera que ahora conduce Javier Iguacel muestran que si se contempla sólo la refinación de los cuatro principales combustibles que se utilizan en el país –naftas y gasoil– las refinadoras elaboraron en junio de este año 177.000 metros cúbicos menos que en el mismo mes del año pasado, es decir un 10,2% menos.

Pero eso no es todo. La visualización del segundo trimestre evidencia cómo fue, mes a mes, contrayéndose la actividad en las refinerías. En abril se habían procesado 1.743.347 metros cúbicos, en mayo fueron 1.720.917,9 y en junio –siempre viendo sólo los cuatro combustibles más comunes– se produjeron sólo 1.558.529 metros cúbicos.

Si el mismo contraste se observa sobre el total de los productos que elaboran las refinerías la cuenta es aún más grave: entre junio de este año y junio del año pasado se elaboraron medio millón de metros cúbicos menos de derivados, y la caída en términos porcentuales es del 14,7%.

El caso YPF

La petrolera de mayoría estatal ostenta una posición dominante con más del 55% del mercado, y así como desde el gobierno nacional se la ha llamado a ser la voz de la conciencia del sector a la hora de aumentar los precios de los surtidores, el balance del último trimestre arrojó para su segmento del downstream una caída en sus resultados operativos de nada menos que el 88,3%.

La compañía informó que mientras en junio del año pasado el sector había tenido un resultado positivo de 3.093 millones de pesos y que en primer trimestre del año había subido a los 4.009 millones de pesos, en el último trimestre el margen fue de apenas 361 millones de pesos.

La compañía reconoció que “entre otros factores esto se explica por las importantes fluctuaciones que se registraron en el tipo de cambio y el precio del crudo”. La imposibilidad de trasladar esas variaciones a los precios de venta no llevaron a la menor actividad en las refinerías de la firma, que en el trimestre trabajaron al 86% de su capacidad cuando venían registrando niveles por sobre el 90%.

Desde la operadora integrada se detalló que “se observa durante el segundo trimestre de 2018 un incremento de los conceptos vinculados al costo de refinación de aproximadamente el 15,5%”, y se indicó que “el costo de refinación unitario aumentó en el segundo trimestre un 23,7% en comparación con el mismo período de 2017”.

En lo que hace al funcionamiento en sí de las refinerías, se reconoció que el volumen de crudo procesado en el trimestre fue de 275.000 barriles diarios “un 6,6% inferior al del segundo trimestre de 2017”, marcado por una caída en la producción de naftas del 2,4% y de gasoil del 0,3%, entre otros refinados.

A simple vista la caída en el procesamiento contrasta con el incremento en los volúmenes de ventas que registraron un alza del 21,6% en el caso del gasoil premium y del 2,6% en la nafta tope de gama. Pero al analizar los stocks se revela que el desfase de costos condujo a una disminución en los stocks de gasoil y naftas que posee YPF.

Cobertura de la demanda

Pan American Energy (PAE) y su red de estaciones de servicio Axion es otro de los grandes operadores el sector. Desde la firma se remarcó que “se cumplieron con todos los compromisos de refinación”. Mientras se recordó que hay dos refinerías que salieron de funcionamiento en el país, la de Trafigura y la de Oil Combustibles, se advirtió además una maniobra especulativa por parte de grandes consumidores.

“Hay una sobredemanda que no es real sino que se obedece a grandes consumidores que ven que la inflación va a afectar el precio y hace un acopio antes de que suba”, explicaron.

El análisis contrasta con la posición de las estaciones de servicio “blancas” que acusan faltantes de stock producto de los recortes en la refinación.

Cuando el dólar se disparó un 30% el gobierno impuso un esquema de subas en los combustibles del 3% mensual y un cepo a la exportación de crudo.

En números

El juez Javier Cosentino dispuso este martes el inicio del proceso de remate de los activos de la firma Oil Combustibles (OCSA), la firma de Cristóbal López.

El magistrado a cargo de la quiebra de la empresa emitió la resolución para poner en marcha el proceso de licitación pública nacional e internacional de los activos que comprenden tanto la cadena de comercialización de combustibles, como el negocio de refinación que incluye a la refinería de San Lorenzo.

De acuerdo a la resolución del titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Comercial 5 el precio de base para el remate será de 42,5 millones de dólares y los pliegos para participar de la compulsa tienen un valor de 10.000 dólares.

YPF, como actual operadora de los activos a través de un contrato por 3,3 millones de dólares mensuales, tendrá la moción de preferencia en el proceso, por lo cual de mantener su interés por los activos, será la única firma a la cual se le dará la posibilidad de mejorar la máxima oferta recibida.

Entre los activos figuran también la terminal fluvial, la estación de almacenamiento y todo el personal dependiente, además de todas las obligaciones y deudas que la firma registra hasta el momento.

En números

Datos

Cuando el dólar se disparó un 30% el gobierno impuso un esquema de subas en los combustibles del 3% mensual y un cepo a la exportación de crudo.
88,3%
fue la caída que registró YPF en los resultados de su segmento del downstream en el segundo trimestre del año.
40%
alcanzó en mayo el atraso de los precios de los surtidores comparados con el dólar.
19,9%
fue la caída en la actividad de la refinación de petróleo que registró el Indec entre junio de este año y el mismo mes del 2017.
42,5
millones de dólares es el precio de base que se fijó para el proceso de remate de la compañía.
400
son los empleados directos que poseía la firma al momento de su quiebra.
10.000
millones de pesos acumularía Oil Combustibles en concepto de deudas contraídas la mayor parte antes del proceso de quiebra.

Comentarios


Dispusieron el remate de todos los activos de Oil Combustibles