El drama de los que bajaron del barco

“Argentina: tierra de amor y venganza” llegará este mes a la pantalla de El Trece, como una mega-producción en un momento en que la ficción nacional no tienen demasiado espacio en la tevé.



Una mega producción de alto impacto, con grandes directores y productores (la producción final es de Pol-ka y Adrián Suar), además de un elenco de caras familiares, es la que se verá este mes en la pantalla de El Trece cuando se estrene “Argentina: tierra de amor y venganza” (ATAV).

Nos zambulliremos en la historia de la Argentina a partir de 1930 con malevos, ladrones, empresarios, conventillos, cantores de arrabal, prostitución, trata de mujeres, injusticias varias…

Esta servidora tiene sangre de bisabuela italiana, bisabuelo austríaco, bisabuela de Castilla, bisabuelo vasco, bisabuelo suizo francés, bisabuela (princesa) libanesa, que se escapó con un joven del establo (cuidaba a los caballos)… en fin, una historia muy conocida para quienes tienen parientes que se bajaron de los barcos. Historias que acercan al público a esta nueva producción televisiva que confirmó su estreno para el 11 de marzo con libros de Leandro Calderone y Carolina Aguirre y dirección de Sebastián Pivotto y Martín Sabán.

En su elenco aparecen nombres como Benjamín Vicuña, Gonzalo Heredia, Eugenia “China” Suárez, Albert Baro, Delfina Chaves, Fernán Miras, Virginia Innocenti y Andrea Frigerio junto con Mercedes Funes, Julia Calvo, Malena Sánchez, Candela Vetrano, Matías Mayer, Diego Domínguez, Ruggero Pasquarelli, Federico Salles, Minerva Casero, Tomás Kirzner, Fausto Bengoechea, Joaquín Flammini, Ariel Pérez de María, Gastón Cocchiarale y Franco Quercia.

Década infame

Esta historia -de frecuencia diaria- está enmarcada en la Argentina de la década de 1930, tiempos de prosperidad y progreso, con oleadas de inmigración principalmente europea, ocurridos luego de una etapa de decadencia política y económica.

Se buscaron locaciones especiales para montar escenas clave de la novela, como el desembarco de los europeos en nuestra tierra – que se llevaron a cabo en La Boca, con 100 extras en el set, todos ataviados con vestuario especialmente confeccionado para la ocasión- y las tomas de combate cuerpo a cuerpo correspondientes al primer capítulo, que se rodaron en un predio ubicado en Pilar, con gran despliegue de producción, recursos técnicos, efectos especiales y un ulterior trabajo minucioso de postproducción.

La historia

El argumento se centra en dos soldados españoles que se ven envueltos en el horror de la Guerra Civil; el destino -o el azar- les permitirá salir con vida de ese infierno. Sin embargo, la amistad que supieron forjar en esos tiempos de adversidad se verá corrompida por la traición. Ante una nación devastada por el conflicto bélico, la Argentina se vislumbrará como el horizonte ideal para resurgir. Hacia allí partirán los otrora amigos, en tiempos distintos y con suerte dispar. Torcuato (Vicuña), por caso -luego de prácticamente “apropiarse” de la vida de su compañero- será quien consiga los mayores beneficios en este próspero suelo americano, ya que se involucrará con lo más atildado y aristocrático de la sociedad (también con lo más turbio). De esa manera, tendrá la fortuna de conocer a Lucía (Chaves), una joven de familia acomodada caída en desgracia que, empujada por una madre ambiciosa y prepotente, se verá obligada a contraer matrimonio con el potentado español.

Por su parte, Bruno (Baró), el más perjudicado, llegará rezagado a la “tierra prometida” y luchará por recuperar lo que le fue arrebatado. Lucía será el engranaje necesario para ingresar al mundo de Torcuato. Sin embargo, el amor se interpondrá en sus planes.

Para otros inmigrantes, en especial las mujeres, esta nación que promete un futuro venturoso será la que las sucumba al peor de los calvarios. Ilusionada con la promesa de un posible matrimonio con un acaudalado argentino – para poder ayudar a su familia, sumida en la miseria posguerra – Raquel (Suárez) se subirá al barco y cruzará el Atlántico. Pero al llegar, comprobará rápidamente el fraude. Su destino será otro: el burdel. Aldo Moretti (Heredia), uno de los principales promotores del vapor que traslada a europeos a la Argentina, conocerá a bordo a la ingenua joven y será quien intente rescatarla de la red de trata en la que se verá inmersa.

Una historia colmada de intriga, envidia, traición y engaño pero que rescata el amor verdadero, la pasión, el erotismo y, sobre todo, el empoderamiento femenino, en una época difícil en la que muchas mujeres eran consideradas mero objeto de disfrute.


Comentarios


El drama de los que bajaron del barco