El EPAS advierte por posible baja presión de agua en Neuquén capital

Se explicó que las lluvias y vientos fuertes de la última semana aumentaron la turbidez y obligaron a realizar más procesos de filtrado, lo que ralentiza la producción.





Las intensas lluvias de la semana pasada provocaron la anegación de calles en Neuquén Capital. Foto: archivo Yamil Regules.

Las intensas lluvias de la semana pasada provocaron la anegación de calles en Neuquén Capital. Foto: archivo Yamil Regules.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) de Neuquén informó que en los próximos días puede haber baja presión en la capital de la provincia debido a las recientes lluvias y vientos fuertes que afectaron tanto al río Limay como al lago Mari Menuco. Se indicó que las condiciones climáticas tuvieron repercusión en las plantas potabilizadoras y bombeos que abastecen a la ciudad.

Según se detalló, la turbiedad del agua producto de las precipitaciones de la última semana obligan a los bombeos que toman el agua cruda del río Limay (25% del caudal que abastece a la ciudad) y a la planta potabilizadora Mari Menuco (desde donde se abastece al 75% restante) a realizar más procesos de filtrado que ralentizan la producción y la consecuente reserva de agua en los tanques desde donde se distribuye a los distintos barrios.

"A esta situación, se suma el alto caudal desde la cuenca Neuquén desde su naciente, lo que también aumenta la turbidez del agua a potabilizar", señalaron.

Desde el EPAS aclararon que la producción no cesó pero la situación descrita se traduce "en menor caudal lo que puede derivar en baja presión del servicio".

Por ese motivo, solicitaron a los vecinos de Neuquén capital a hacer un uso racional del agua hasta que se normalice la situación, lo que puede demorar algunos días.


Comentarios


El EPAS advierte por posible baja presión de agua en Neuquén capital