El femicidio de Gimena es el primero del año en Neuquén

Anoche su pareja se suicidó luego de atacarla en la vivienda que compartían. Tenía 25 años y era oriunda de Río Negro. El año pasado se registraron nueve femicidios en la provincia. 



Según los relevamientos de las organizaciones de mujeres, Neuquén lideró el listado de femicidios en el país durante 2018. (Archivo).-

Según los relevamientos de las organizaciones de mujeres, Neuquén lideró el listado de femicidios en el país durante 2018. (Archivo).-

Jimena tenía 25 años y vivía en el barrio Huiliches de Neuquén junto a su pareja, Gustavo, quien anoche la mató y se suicidó. Así, su nombre pasó a ser el primero de la lista de femicidios de Neuquén, provincia que estuvo entre los primeros puestos del ranking nacional de casos en el 2018.

Según el revelamiento que la agrupación Mumala, en 2018 ocurrieron ocho casos, uno de ellos fue un vinculado, como se llama a los asesinatos que buscan lastimar a la mujer víctima de violencia de género.

Además, se sumó un noveno recientemente a la lista: el de Cecilia Alonso, quien falleció a comienzos de mayo, pero la agresión ocurrió el 22 de diciembre del año pasado, cuando su marido, Marco Marrai, se prendió fuego en la vivienda que ambos compartían en el barrio de La Herradura de Plottier, provocándole quemaduras a ella y a los efectivos que habían acudido al lugar.

El primer caso del 2018 ocurrió en Cutral Co. La víctima fue Lorena Carrasco (39). El 8 de enero, su pareja Hernando Quintulef, le dio un tiro en la espalda cuando se encontraba en el patio de su casa. El siguiente caso se dio 11 días después en Rincón de los Sauces. Claudia Pérez (47) fue apuñalada en el cuello. Por el hecho fue detenido un joven de 17 años.

El caso tal vez más emblemático fue el que ocurrió el 22 de febrero: el doble femicidio de Las Ovejas. Lorenzo Muñoz asesinó a su expareja Carina Apablaza (31) y a la hija de ella, Valentina (11) en plena calle y luego se suicidó. Ella lo había denunciado por abusar de la nena, luego por amenazarla y también por perseguirlas. El caso generó grandes críticas contra la justicia (el cuerpo del femicida fue hallado el 17 de marzo a 150 metros del lugar del hecho luego de numerosas pistas sobre su huida) y contra el Estado por no evitar que ocurriera, a pesar de las denuncias.

La respuesta del gobernador Omar Gutiérrez, en su discurso del 1 de marzo de ese año, fue la creación de un cuerpo de abogados y abogadas que brinden patrocinio jurídico gratuito a las víctimas de violencia de género, que aun está en proceso para ser puesto a disposición de las víctimas.

Según anunció la subsecretaria provincial de Mujeres, Patricia Maistegui, el miércoles se lanzará oficialmente este programa, con tres abogadas de la matricula provincial. Además, la funcionaria resaltó que se han implementado otros dispositivos como el de Atención a Varones o la provincialización de la Línea 148, más la reciente adhesión a la Ley Micaela para sensibilizar en temáticas de género a los funcionarios provinciales.

El lamentable listado siguió con Elma Hernández el 29 de marzo. Su marido, Eleuterio Mayorga, golpeó en el rostro a la mujer, provocando que se cayera al piso, y continúo atacándola hasta matarla. Fue condenado a 20 de prisión, que cumple en forma domiciliaria por tener 70 años.

Siete meses después en Plaza Huincul César Mora (38) fue asesinado en manos de Facundo Velázquez, quien era la pareja de la ex de la víctima, lo que se califica como femicidio vinculado.

Mora estaba en un auto junto a la mujer cuando Velázquez descendió de una camioneta, y sin mediar palabra, efectuó al menos tres disparos contra el hombre con una escopeta. Tras los balazos, el agresor obligó a la mujer a subirse e irse en la camioneta en la que él se movilizaba.

Otro de los casos fue el de Delia Aguado (32), quien fue hallada muerta dentro del auto familiar el 30 de noviembre. Había desaparecido la noche anterior, luego de salir con Diego Tolaba, quien había sido su pareja aunque se habían separado seis meses antes, pero compartían vivienda mientras ella encontraba un alquiler. Según la fiscal del caso, Eugenia Titanti, la mujer le había confesado a sus amigas que “aguantaba los golpes por sus hijos y que le tenía miedo”.

El último caso del año fue el de Yessica Fernández Coloccia (24). Su pareja, de quien no se difundió el nombre por ser menor de edad (tenía 15 años al momento del hecho) aseguró que se le escapó el disparo de un revolver calibre 38.

El termino femicidio se utiliza para resaltar los homicidios marcados por la cuestión de género, cuando la mujer es la víctima por su condición de mujer. En algunas situaciones hay casos que no son investigados por la justicia bajo esta categoría pero sí son considerados dentro de la misma por las organizaciones de mujeres, teniendo en cuenta el contexto de género.

En este sentido, las agrupaciones exigen que el Poder Judicial, sobre todo en el ámbito penal, se adapte y capacite sobre este tema.

Una situación de emergencia

Hasta finales de abril, la agrupación Mumala registró 70 femicidios en lo que va del año, o sea uno cada 30 horas. Sus cifras coinciden con los relevamientos de otras organizaciones.

Con este panorama denuncian que el presupuesto destinado por el gobierno provincial “políticas de prevención de la violencia de género no llega ni al 0,2% del total de gastos previstos para este año“. La organización presentó en febrero un proyecto para que se declare la emergencia por violencia de género el cual, aseguraron, aun no fue tratado en la Legislatura.

Entre los puntos más destacados de la propuesta, que también fue presentada a nivel nacional, se encuentran que se duplique el presupuesto destinado a programas de atención de víctimas de violencia de género y la creación de una asignación para Víctimas de Violencia de Género (AVV) equivalente a un salario mínimo vital y móvil.

Además, se articuló a nivel nacional una Campaña por la Emergencia en Violencia contra las Mujeres, conformada por agrupaciones feministas y de partidos políticos de distintas provincias, que este viernes presentará su proyecto en el Congreso. En Neuquén la Campaña es impulsada por Libertas, quienes convocaron a apoyar la iniciativa este viernes, a las 17, en el monumento a San Martín.

Las primeras agrupaciones en pedir la Emergencia en Neuquén fueron Las del Encuentro junto a varios sindicatos que conformaban una multisectorial en 2012, mientras que Pan y Rosas, a través del FIT también lo hizo luego de la primera movilización “Ni una menos” en 2015. Este año se sumó la propuesta de Mumala y Libertas anunció que también presentará un proyecto como parte de la Campaña Nacional. A grandes rasgos, todos comparten dos puntos: el pedido de presupuesto para aplicar dispositivos que ayuden a evitar nuevos femicidios y que no fue debatido en profundidad por los Diputados ni se obtuvo el compromiso del gobierno provincial en su aplicación.


Comentarios


El femicidio de Gimena es el primero del año en Neuquén