El genio de Salvador Dalí se muestra en el Reina Sofía de Madrid

Por Oscar Smoljan Director Museo Nacional de Bellas Artes Neuquén



APUNTES DE LA CULTURA

El Museo Reina Sofía de Madrid presenta la muestra “Dalí. Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas”, un recorrido por todas las facetas de este talentoso artista español que además de pintor, fue pensador, escritor, cineasta amateur, escenógrafo y un lúcido y urticante testigo de buena parte de la historia del siglo XX.

Son más de doscientas obras, entre pinturas y dibujos, aportadas por los museos más importantes del mundo como el Centro Pompidou, el MOMA de Nueva York, el Museo Salvador Dalí de San Petesburgo, Florida o el Museo de Arte de Filadelfia, y se complementan en distintas secciones con documentos, fotografías, manuscritos del propio Dalí, revistas, películas y testimonios fílmicos que otorgan una visión global del genial artista.

La muestra presenta diversos períodos de la vida creativa de Dalí, pero el más importante de la colección es sin duda su período surrealista y en particular el método paranoico-crítico por él desarrollado como mecanismo de transformación y subversión de la realidad, posibilitando que la interpretación final de una obra dependiera totalmente de la voluntad del espectador.

El recorrido por la muestra se inicia con sus primeras obras marcadas por su infancia, seguidas por autorretratos y dibujos de su serie “Putrefactos”. Continúa después con su período estudiantil en los años 20’s y su relación con Federico García Lorca y Luis Buñuel y la llamada Generación del 27. Una etapa en la que Dalí experimentó con el cubismo, el fauvismo y el futurismo.

Con la curaduría de Montse Aguer, la muestra nos lleva al nudo de su vida y núcleo del guión curatorial: el Surrealismo. Desde sus primeras aproximaciones a este movimiento de la mano de Masson, Bataille, Miró y Picasso, con obras como su célebre “La Persistencia de la Memoria”, de 1931 o “El espectro del Sex-Appeal”, de 1934. A esta etapa le sigue su exilio en Francia junto a su compañera Gala durante la Guerra Civil y la construcción de objetos surrealistas.

Se destacan aquí cuadros emblemáticos como “Alucinación: Seis imágenes de Lenín sobre un piano”, de 1931; “El Angelus de Gala”, de 1935; “Bañistas”, de 1928 y “Símbolo agnóstico”, de 1932.

Siguiendo un estricto orden cronológico, la muestra del Reina Sofía, presenta otras etapas de la vida del artista, como su estancia en los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial y la consecuente transformación de su obra como así sus trabajos sobre temas religiosos. De esta época se aprecia el cuadro “Niño geopolítico contemplando el nacimiento del hombre nuevo”, de 1943 y “Retrato de Picasso”, de 1947.

Bajo el título de “La vida secreta”, la muestra exhibe treinta dibujos originales del artista que ilustraron el libro “La vida secreta de Dalí” que, según los críticos y biógrafos, es el mejor libro del pintor catalán.

La exhibición incluye también una sección dedicada a sus trabajos como escenógrafo y finaliza con los años 60 y las que fueron sus últimas pasiones y experimentaciones artísticas, relacionadas con la ciencia y las nuevas tecnologías como la holografía y la estereoscopía, así como las performances en las cuales fue exclusivo protagonista.

Esta muestra llegó al Reina Sofía procedente del Centro Pompidou de París en donde, sólo en cuatro meses fue visitada por 800 mil personas.

Se destaca en el recorrido de la exposición la escultura en bronce patinado (desnudo), que estuviera expuesta en el MNBA con motivo de la exposición “Cien años de escultura española”.


Comentarios


El genio de Salvador Dalí se muestra en el Reina Sofía de Madrid