Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

El gobierno evalúa nuevas medidas para atenuar el impacto del ajuste

Se estudian iniciativas de ayuda fiscal para sectores productivos pymes y para entidades sociales. Reconocen que el déficit sería mayor que el previsto.



#

Ante la escalada social contra el ajuste –registrada especialmente en las provincias– el gobierno nacional está analizando algunas alternativas para atenuar el efecto de los aumentos de las tarifas, aunque en despachos oficiales se admite que el balance de las cuentas públicas podría tener un déficit mayor al previsto para este año.

Fuentes del Ministerio de Hacienda de la Nación admitieron en un diálogo con “Río Negro” que “comienzan a observarse efectos del ajuste mayores a los que el gobierno podría prever. En atenuar se impacto estamos trabajando con todo el gabinete”.

“La orden que nos dio el presidente Mauricio Macri es que debemos atender los reclamos urgentes de los sectores sociales más afectados por el nuevo cuadro tarifario”, puntualizó uno de los principales integrantes del gabinete económico que encabeza el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.

El funcionario admitió que la decisión que se adoptó en algunas provincias e intendencias del interior del país generó caras de preocupación tanto en Casa de Gobierno como en el Palacio de Hacienda, edificio que alberga a los ministerios de Hacienda y de Energía.

Una prueba concreta de ello fue la reunión de urgencia a la que convocó el gobierno el lunes con todos los gobernadores, y en la que finalmente se resolvió proponer que el aumento de las tarifas del gas no supere el 400 por ciento en la provincias patagónicas, entre las más afectadas.

Sin embargo, el tema quedó latente, en medio de una reunión con clima tenso, que llevó a que los ministros de Interior, Rogelio Frigerio y de Energía, Juan José Aranguren, abandonaran la reunión unos minutos, para luego volver y terminar de propone el tope de incremento del 400 por ciento en las tarifas.

Pero la tendencia a un mayor gradualismo en el ajuste macroeconómico del gobierno de Cambiemos no terminaría allí.

Se habla que hacia mediados de junio se anunciarían otras medidas de ayuda fiscal destinadas a los sectores productivos pequeños y medianos y las entidades sociales.

En ese sentido, se implementarían rebajas adicionales en la electricidad y el servicio de agua para las pymes y entidades como clubes sociales y deportivos, centros de salud y de jubilados.

“El ritmo del ajuste se está atenuando, estamos bien con la evolución de las cuentas públicas, incluso el déficit acumulado entre enero y abril fue menor a lo esperado”, resaltó uno de los principales funcionarios del área de Hacienda.

El déficit de las cuentas del Estado entre enero y abril fue de 62 mil millones de dólares, aunque el estimado en un primer momento por el gobierno en ese período superaba los 70 mil millones de pesos.

Sin embargo, economistas como Jorge Vasconcelos o Miguel Bein han considerado que ese menor ritmo del ajuste podría llevar que la pauta de déficit fiscal prevista para este año del 4,8 por ciento –un esquema incluso gradualista de un programa de reducción, en cuatro años– resulte para el gobierno nacional difícil de cumplir.

Es más, diversos analistas y consultores coinciden en que este año va a terminar con un déficit de alrededor del 5 por ciento del PBI, lo que implica una cifra muy cercana al 5,4 por ciento registrado el año pasado, el último de la gestión del hoy diputados por el Frente para la Victoria, Axel Kicillof .

Frente a este panorama, otro funcionario del gabinete económico nacional aseguró que “sin dudas que el mayor gradualismo que estamos aplicando puede tener una incidencia sobre los subsidios y el déficit, pero también esperamos una mayor actividad económica con mayor recaudación para el segundo semestre, lo cual compensaría el aumento del gasto público”.

“Los argentinos entienden que es el final de una crisis. Para el segundo semestre habrá una merma significativa de la inflación”.

Marcos Peña,

jefe de Gabinete

El déficit entre enero y abril fue de 62.000 millones de dólares, aunque el estimado para ese período superaba los 70.000 millones de pesos.

Datos

“Los argentinos entienden que es el final de una crisis. Para el segundo semestre habrá una merma significativa de la inflación”.
El déficit entre enero y abril fue de 62.000 millones de dólares, aunque el estimado para ese período superaba los 70.000 millones de pesos.

Comentarios


El gobierno evalúa nuevas medidas para atenuar el impacto del ajuste