"El maltrato animal debe ser visibilizado con profundidad"

La disertación de un psicólogo clínico auspiciada por integrantes del Observatorio del Derecho Animal alerta sobre la relación subyacente entre psicopatía y los casos de agresión y abandono.





Los animales, y muy especialmente perros y gatos,  dan señales claras de que son maltratados en su actitud de temor y sumisión exagerados.

Los animales, y muy especialmente perros y gatos, dan señales claras de que son maltratados en su actitud de temor y sumisión exagerados.

“El maltrato animal como recurso del psicópata para generar angustia social es un hecho completamente invisibilizado por la justicia y las investigaciones criminales, que no acusan el debido recibo”. Contundente afirmación del psicólogo clínico Néstor Federico Zalazar, quien considera además al fenómeno como un indicador de profunda perversión que muy posiblemente el maltratador traslade luego a mujeres o niños.

Una sucesión de casos de abandono, muerte y lesiones producidos en crías pequeñas y perros, denunciados en Roca y Regina en el último mes a través de las redes sociales, actualiza esta problemática.

El Observatorio del Derecho Animal es una organización sin fines de lucro dirigida por abogados proteccionistas con el objeto de colaborar y sumar conciencia al respecto. Promueve, entre otras cosas, el abordaje a través de conferencias virtuales con profesionales y especialistas.

Hace unos días, el disertante fue Zalazar, quien puntualmente se dedicó a tratar de iluminar el lado más oscuro e inquietante del maltrato animal: cuando es generado por personalidades psicopáticas con el fin último de provocar angustia en la sociedad.

Zalazar considera que “los animales son herramientas del psicópata para desarrollar un aprendizaje perverso que traslada a las relaciones sociales” y menciona como ejemplo el caso de un joven influencer, que a través de una plataforma de internet comenzó maltratando muñecos, luego trasladó ese maltrato a gatos y finalmente confesó que llevó esa conducta a niños, todo frente a la cámara.

Así “el psicópata produce la angustia, la genera y la promueve”, explica el profesional. “Si la angustia queda siempre de tu lado (en la relación con el otro) estás en presencia de un psicópata”, precisa.

El profesional dice que este tipo de sujetos sin culpa y que sienten placer de violar y saltar las normas utilizan el maltrato animal como recurso de autoformación en las relaciones sociales.

Por eso alertó que “la sociedad necesita que haya un estado de conciencia, una alarma social determinando la identificación del maltrato animal”.

El maltrato animal está hablando de algo mucho más complejo, que va más allá de pagar una multa. Deberíamos como sociedad prestar atención a todos los indicadores".

Néstor Federico Zalazar, psicólogo clínico jujeño.


“El psicópata necesita de la sociedad para nutrirse y lo peor es que nos vamos acostumbrando a convivir con acciones y conductas psicopáticas donde abrimos la puerta a una normalidad teñida de psicopatía”, indicó Zalazar.

“Es importante que en los ámbitos jurídicos acusen recibo sobre esto. No son suficientes los aspectos punibles de una multa o el castigo de un año de cárcel”, expresó.

“El animal -añadió- representa el estado de cosificación que hace el psicópata con las personas”.

Los indicios

Según Zalazar, los tres ejes fundamentales que caracterizan la presencia de un psicópata son:

• La ausencia de culpa.
• La transgresión de la norma.
• La promoción de la angustia en el otro.

“En la violencia de pareja, los golpeadores abusadores son expertos en esto de cosificar al otro y promocionar estados de miedo. Por eso es necesario visibilizar el maltrato animal para dar la lectura correcta, un animal con miedo, con terror, paralizado, indica el condicionamiento de su conducta. El maltrato animal debe llamarnos la atención sobre la presencia de un psicópata en nuestra comunidad”.

“En Argentina -concluye el especialista- se avanzó en el mobbing y la violencia de género, lo que no quiere decir que se lo haya solucionado, hay mucho por transitar y recorrer. Por eso el compromiso es comenzar a hacer las preguntas correctas sobre la visualización del maltrato animal”.

Casos recientes


El 19 de septiembre, nueve cachorros murieron quemados en la “cucha” donde habían sido resguardados por proteccionistas; la madre de los perritos no sufrió heridas. La agrupación Sin Maltrato Animal Ranhú realizó denuncia penal en la comisaría de Stefenelli.

El mismo día, un perro pequeño llamado Copito cayó desde un tercer piso en el barrio 500 viviendas y sufrió una fractura. El hecho se dio a conocer como maltrato en páginas web de protectoras y rescatistas.

El 26/9 en un lugar de refugio de proteccionistas de Regina, encontraron más de 10 perros muertos y quemados. Se difundió a través de las redes sociales.

Esa semana un vecino registró en Roca en un video, y lo publicó en redes, cómo arrojaban un perro caniche desde un automóvil en cercanías de la rotonda de Rochdale.

El 7 de octubre, una vecina encontró crías abandonadas al lado del cuerpo de su madre muerta y quemada. Fue cerca de las vías, detrás del Roca Rugby Club. La mujer avisó a través de las redes sociales y los medios de comunicación.

Esta semana una vecina de Roca alertó a los medios y por redes sociales que en el paseo del Canal Grande encontró trozos de salchichas con clavos y alfileres disimulados en su interior.


Comentarios


"El maltrato animal debe ser visibilizado con profundidad"